El Banco de España apunta que los préstamos a hogares se endurecieron en el primer trimestre

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

El Banco de España constata que los préstamos para financiar a hogares se endurecieron en el primer trimestre de 2019, mientras que el crédito a empresas se mantuvo invariable.

Así lo señala el Banco de España en un artículo analítico respecto a la encuesta sobre préstamos bancarios. El organismo que dirige Pablo Hernández de Cos afirma que los resultados de la Encuesta de Préstamos Bancarios reflejan una evolución “algo menos expansiva” de la oferta y de la demanda de crédito, tanto en España como en la UEM, durante el primer trimestre de 2019.

La demanda de estos préstamos en España se habría reducido en los créditos a las empresas y en los de hogares para consumo y otros fines (por primera vez desde finales de 2016), mientras que en el segmento de financiación a las familias para adquisición de vivienda habría aumentado levemente.

Los criterios de aprobación de préstamos se endurecieron en ambas zonas en los dos segmentos de financiación a los hogares (consumo y adquisición de vivienda) y no variaron en el caso de las empresas.

En el caso de las empresas, el desglose por tamaños evidencia un cierto endurecimiento de los criterios aplicados en la financiación concedida a las pymes, mientras que en el caso de las empresas grandes se relajaron ligeramente.

El ligero endurecimiento de los criterios de concesión en los dos segmentos de créditos a familias se produjo principalmente como consecuencia de un aumento en la percepción de riesgos.

En el caso de los préstamos para comprar vivienda, las entidades resaltaron que el empeoramiento de las perspectivas, tanto las relacionadas con la situación económica general como las del mercado de la vivienda, habrían propiciado un endurecimiento de los criterios, que se habría visto compensado parcialmente por la mayor presión ejercida por la competencia de otras entidades.

Mientras, las condiciones de los nuevos préstamos en España se mantuvieron estables salvo para los créditos al consumo, que se suavizaron.

Para el trimestre en curso, las entidades españolas encuestadas anticipaban una ligera relajación de los criterios de concesión de préstamos a empresas, y una estabilidad en los dos segmentos de financiación a los hogares.

Por otra parte, los bancos que participaron en la encuesta señalaron que el programa ampliado de compra de activos del Banco Central Europeo (BCE) propició, durante los últimos seis meses, un ligero aumento de sus activos totales, y una mejora de su situación financiera en términos de condiciones de liquidez y de financiación, si bien habría tenido una repercusión “negativa” sobre su rentabilidad.

No obstante, su influencia sobre los criterios de aprobación habría sido nula, mientras que habría seguido contribuyendo a relajar las condiciones de los préstamos concedidos a empresas y a familias para consumo y otros fines, y habría tenido una incidencia positiva sobre el volumen de crédito otorgado a sociedades y a hogares para adquisición de vivienda, informa Servimedia.

 

Te puede interesar