Procesión con torrijas para aquel que visite Madrid en Semana Santa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Con más de 100 años de historia, la emblemática chocolatería churrería de la calle mayor ha querido endulzar la Semana Santa de los madrileños. En su afán innovador y atendiendo a la demanda de sus clientes, Tacita de Plata, vuelve a sorprender elaborando unas sublimes torrijas que será el postre estrella de esta Semana Santa.

Una receta histórica con un punto diferente gracias al toque de la canela Ceylán y el almíbar. Los actuales propietarios apuestan por la receta de su abuela y la reinventan para conseguir ser un referente de sabor en la zona centro de Madrid.

Al itinerario de las procesiones se le suman las inconfundibles torrijas. Un postre típico al que Tacita de Plata ha querido hacer un hueco especial en estas fechas. El plan ideal pensado para todos los públicos, y para degustar a cualquier hora del día. Los clientes podrán disfrutar de su ya famoso chocolate, de elaboración propia, aderezado con tiernas y esponjosas torrijas y combinadas con sus crujientes churros ‘al más puro estilo madrileño’.   

El éxito de esta receta, además de sus ingredientes, radica en su dedicación y cuidada elaboración. Sin perder su sabor tradicional, rememora la receta original y de antaño, estas torrijas de Tacita de Plata tienen un punto diferente gracias al toque de la canela Ceylán y su baño en almíbar. Inconfundibles al paladar, serán imprescindibles de probar para todo aquel que visite Madrid en estos días.

Una vez más, este negocio familiar mezcla tradición e innovación a partes iguales. Bucea en sus más de 100 años de bagaje rescatando recetas históricas con el fin de no olvidar las raíces, pero a la vez, dando un toque personal e innovador que convierta a esta chocolatería churrería en un referente dentro de su sector.

Te puede interesar