Albert Rivera gana el primer debate electoral en la televisión pública

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Juan M. Comas

El “debate a 4” de Televisión Española tiene un claro vencedor: Albert Rivera, candidato a la presidencia de Ciudadanos. El líder de la formación naranja, que llegaba nervioso a Prado del Rey en torno a las 21:10 h., se acabó imponiendo a sus rivales en un debate en el que el gran ausente, por orden de la Junta Electoral, ha sido Santiago Abascal, candidato de Vox.

Los cuatro candidatos criticaron, al inicio de sus intervenciones la la actuación de la administradora única de Televisión Española, Rosa María Mateo, por haber cedido a las presiones de Pedro Sánchez, y alabaron el buen hacer de sus profesionales, que se negaron a plegarse a los dictados de la comisaria política del Gobierno en el ente público al servicio del Gobierno.

Por lo demás, pocas novedades en un debate más bien aburrido por la falta de propuestas, y los continuos cruces de acusaciones entre el líder del Partido Popular, Pablo Casado, y el propio presidente del Gobierno, quien no dejaba de acusar a sus rivales de la derecha de mentir.

Mientras tanto, Pablo Iglesias, candidato de la coalición de extrema-izquierda Unidas-Podemos, se dedicaba a leer artículos de Constitución, agradeció a Pedro Sánchez sus palabras de reconocimiento al trabajo conjunto desarrollado por ambos partidos en el Congreso de los Diputados durante estos últimos meses para sacar adelante varias iniciativas del Gobierno anunciadas en lo que se ha venido a llamar como los “viernes electorales” de Pedro Sánchez. 

Albert Rivera: “Quiero un país de ciudadanos libres e iguales”

Poco se ha hablado en el debate de economía, algo más de política fiscal, con iniciativas de sobra conocidas por los partidos. Subida de impuestos generaliza la que propone el bloque de izquierdas frente a una bajada masiva propuesta por el PP y Cs. En este punto Albert Rivera echó en cara al candidato del PP, Pablo Casado, que su partido no elimine ya el impuesto de sucesiones en comunidades autónomas donde éste gobierna actualmente.

Albert Rivera obtuvo la ventaja sobre los demás candidatos al proponer medidas en favor de los autónomos y las familias, de todos los tipos y clases, con ayudas y beneficios fiscales que aprobará si su formación alcanza el Gobierno. Un Gobierno en el que no descartaría entrar con el PP, si se dan los escaños suficientes. 

En cuanto al “cuerpo a cuerpo” a los candidatos les ha faltado frescura para interpelar a sus oponentes con lucidez

En cuanto al “cuerpo a cuerpo” a los candidatos les ha faltado frescura para interpelar a sus oponentes con lucidez, salvo en algunas ocasiones en las que Albert Rivera ha interpelado a Pedro Sánchez mostrando una tarjeta sanitaria con la bandera de España en el haz, que se ha comprometido a mandar a todos los españoles si gana las alecciones para que tengamos una igualdad efectiva en el acceso a la prestación sanitaria de la Seguridad Social.

Albert Rivera no dio tregua al presidente del Gobierno en relación a sus amigos independentistas, mostrando a cámara una foto en la que aparecía con el actual presidente de la Generalidad de Cataluña, Quim Torra, tras pactar 21 medidas políticas conjuntas.

Pedro Sánchez, por su parte, no aclaró en ningún momento si estaría dispuesto a ofrecer a Unidas-Podemos entrar a formar parte de un Gobierno de coalición, como tampoco si indultará a los presos que están siendo juzgados por el Tribunal Supremo en relación a su presunta participación en el referéndum ilegal del pasado 1-O en Cataluña.

Pedro Sánchez no aclaró si estaría dispuesto a ofrecer a Unidas-Podemos entrar a formar parte de un Gobierno de coalición y si indultará a los presos del procés

Es en este punto donde Sánchez ha estado más débil. Los candidatos de la derecha le han afeado su política de pactos con independentistas catalanes y nacionalistas vascos y batasunos para mantenerse en el poder y de no conocer la realidad de las familias españolas que atraviesan por dificultades económicas en su día a día, o aquellas otras que no pueden escolarizar a sus hijos en castellano en determinadas regiones españolas, como es el caso de Cataluña o País Vasco. Un discurso clásico del PP que, sin embargo, Pablo Casado no supo aprovechar.

“Quiero un país de ciudadanos libres e iguales”, le espetó Albert Rivera a un Pedro Sánchez empeñado en defender las nacionalidades del Estado, o un Pablo Iglesias que habla de “nación de naciones”, como un hecho que -según él mismo afirma- “reconoce la propia Constitución”.

Sánchez no compareció al final del debate personalmente en la sede de Televisión Española, quien dejó ese honor al actual ministro de Fomento, José Luis Ábalos. Sánchez compareció contento después en la sede del Partido Socialista en la calle Ferraz de Madrid.

Cabe destacar que, a partir de hoy, ya no se publicarán más encuestas, tal y como ordena la vigente Ley Electoral. Tendremos que esperar hasta las 20:00 h. del próximo domingo, día 28, en las que conoceremos las últimas aproximaciones a la voluntad popular de todos los españoles.

Cabe destacar que, a partir de hoy, ya no se publicarán más encuestas, tal y como ordena la vigente Ley Electoral

Mañana la cita es en Atresmedia-La Sexta, a la misma hora: a las 22:00 h.

A continuación, el comunicado difundido por la Dirección de Informativos de RTVE, en relación a la modificación de la fecha del debate electoral, que no contó con el consenso de todos los partidos políticos:

Te puede interesar