Giro a la izquierda: “¡Con Rivera no!”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Juan M. Comas

El PSOE ha ganado las elecciones generales, con 123 diputados, seguido de 57 de Ciudadanos, 66 del Partido Popular, 35 de Unidas-Podemos, 24 de Vox y 15 de ERC-Soberanistes. De esta forma, el PSOE está condenado a entenderse con la extremaizquierda, independentistas catalanes y nacionalistas vascos si quiere llegar a formar Gobierno.

En el Senado, el PSOE obtiene la mayoría absoluta con 121 de los 208 escaños, algo que no ocurría desde 1993, frente a los 56 del Partido Popular. 

Ayer por la noche, cientos de seguidores de Pedro Sánchez reunidos en la calle Ferraz de Madrid aclamaron a su líder al grito de: “Con Rivera no”, cerrando así la puerta a un Gobierno con la formación naranja de Albert Rivera

Lógicamente ahora habrá que esperar a los pactos que puedan producirse y lo que costará que Sánchez logre el apoyo de sus futuros socios parlamentarios

El PP de Pablo Casado con tan solo 66 escaños queda inmerso una crisis sin precedentes en la historia reciente de España, debido a la fragmentación del voto de la derecha. Vox obtiene esos 24 sillones en el Congreso de los Diputados, muy por debajo de las estimaciones que le daban las encuestas.

De poder llevar a cabo su programa electoral, “el PSOE se compromete a llevar a cabo una política económica marcadamente europeísta que incluya las reformas necesarias para favorecer un crecimiento económico robusto y la creación de empleo de calidad, en torno a tres grandes ejes: (i) el impulso a la sostenibilidad medioambiental y la necesaria transición ecológica; (ii) la reducción de las desigualdades y el reforzamiento de la cohesión social y; (iii) un avance decidido en el saneamiento de las cuentas públicas, la reducción del déficit y la deuda y la sostenibilidad fiscal de medio plazo. La política económica se alineará, así, a los compromisos ya asumidos por el Gobierno socialista, de cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030”, reza el propio programa socialista.

Y añaden: “La primera decisión que tomará el Gobierno socialista, si consigue el refrendo de las urnas, será elaborar inmediatamente unos Presupuestos Generales del Estado incorporando la perspectiva de género con tres grandes prioridades: i) cohesión social: gasto en educación, sanidad, dependencia, infancia y viviendas en alquiler para jóvenes; ii) fomento de la inversión productiva: I+D+i, políticas activas de empleo, transición ecológica e infraestructuras y iii) reducción del déficit público y de la deuda pública”.

En materia fiscal, el PSOE propone reforzar “la progresividad del sistema fiscal en línea con los países de nuestro entorno (subida de impuestos generalizada), convergiendo paulatinamente hacia el promedio de recaudación de la Unión Europea (mayor presión fiscal), incrementando la aportación de las grandes empresas, de los contribuyentes de ingresos más altos y con mayores patrimonios(subida de impuestos a los ricos), y mejorando la equidad entre la fiscalidad de las rentas del capital y las rentas del trabajo, al tiempo que se reduce la carga fiscal soportada por las pymes”.

Te puede interesar