Cuando ser madre impide ascender a puestos directivos en la empresa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Casi la mitad de los empresarios españoles opina que la maternidad es la principal barrera a la dirección de la mujer en nuestro país, según el último informe “Women In Business 2019” de la consultora Grant Thornton, en el que 400 líderes empresariales se muestran convencidos de que decidir ser madre supone para muchas mujeres con proyección dentro de una empresa dar un claro paso atrás.

Así lo consideran un 80% de empresarios en el País Vasco, un 79% en Andalucía, un 66% en Cataluña, y un 65% de empresarios en la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana. Solo se alejan de esa opinión mayoritaria los empresarios gallegos, para los que solo un 32% la maternidad supone un obstáculo.

“En los países del sur de Europa, ser madre es ahora mismo una de las principales barreras a la hora de hacer progresar el liderazgo femenino en sus compañías”, señala la socia directora nacional de Laboral de Grant Thornton, Aurora Sanz, quien añade que “solo hay que atender al número de excedencias por cuidado de hijos que se solicitan en España, más del 90% corresponden ahora mismo a mujeres”.

Por su parte, un 47% de los encuestados opinan que la falta de conciliación y la carga de responsabilidades familiares es claramente la segunda barrera que tanto hombres como mujeres directivas. Por debajo de la maternidad y la falta de conciliación, los empresarios españoles apuntan a una cultura dominada por hombres en cada uno de los sectores de actividad (47%) y en la propia empresa (45%).

Por comunidades autónomas, las barreras percibidas son las mismas. Sin embargo, hay comunidades en las que dichos frenos se perciben con mayor intensidad, como el País Vasco, Andalucía o Cataluña; y otras, como Galicia, en la que los obstáculos apuntados lo son con menor fuerza.

El estudio evidencia también que la maternidad incide negativamente a la hora de que la mujer desarrolle las habilidades directivas básicas y necesarias para un ascenso en la jerarquía empresarial, como pueden ser la formación y el tiempo para madurar un networking profesional de calidad.

De hecho, los directivos entrevistados no dudan de las competencias de liderazgo que tienen las mujeres, pero sí son conscientes de los límites que están frenando la adquisición de dichas nuevas competencias por parte de la mujer en España. Así, un 49% de empresarios encuestados señala la falta de tiempo para la formación en habilidades directivas. Por comunidades autónomas, esa razón la señalan un 60% de empresarios en País Vasco; un 54% en Andalucía; un 46% en Cataluña y en la Comunidad de Madrid; un 35% en la Comunidad Valenciana y un menor 21% en Galicia.

Te puede interesar