Compartir

Siemens Gamesa Renewable Energy registró un beneficio neto de 67 millones de euros entre octubre de 2018 y marzo de 2019 (su primer semestre fiscal), frente al resultado de 0 millones registrado en el ejercicio precedente.

En el último semestre Siemens Gamesa Renewable Energy incrementó sus ventas un 6% frente al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar 4.651 millones de euros.

En el segundo trimestre la empresa aumentó un 7%, situándose en 2.389 millones de euros, impulsada por la fuerte contribución del negocio offshore y de servicios.

La compañía finalizó el semestre con un resultado bruto sin incluir costes de integración y reestructuración de 316 millones de euros, equivalente a un margen del 6,8%.

La compañía explica que este resultado se alcanzó en un contexto de descenso de los precios en la cartera de pedidos, compensado parcialmente por las medidas de productividad, sinergias y costes fijos como resultado de la implementación del plan estratégico, así como por el alto volumen de actividad en el negocio offshore y de servicios.

En cuanto al endeudamiento, la posición de deuda neta a 31 de marzo se situó en 118 millones de euros.

Estos resultados se encuentran en línea con las guías presentadas para el año fiscal 2019, en el que Siemens Gamesa prevé unas ventas de entre 10.000 y 11.000 millones de euros.

La cartera de pedidos alcanza los 23.600 millones de euros, un 7% más que hace un año, lo que permite asegurar el 100% del rango inferior del objetivo de ventas comprometido para el año fiscal 2019, proporcionando una mayor visibilidad para los próximos años.