“Buscamos impactar en las personas a través de la innovación en las formas de trabajo”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Juan M. Comas

En 2007 un grupo de ocho emprendedores impulsaron la creación en Madrid de un ecosistema que promoviera la innovación social y el impacto positivo, a partir del intercambio de aprendizajes. Este primer coworking nació en un antiguo garaje de la calle Gobernador, en el centro de Madrid y fue pionero en España al promover los espacios de trabajo compartidos. Nació en un momento de crisis en el que se había visto la necesidad de trabajar de otra manera y de promover otros valores, especialmente la colaboración. En 2010 pasó a formar parte de la red Impact Hub. Charlamos con Antonio González, director general de Impact Hub Madrid.

Cuentan con presencia en 100 países. ¿De qué forma se gestiona la diversidad de nacionalidades?
Somos una red global de comunidades de emprendimiento, que nos alineamos a través de una asociación que nos representa y unifica. A nivel local, cada Impact Hub opera como entidad autónoma y se gestiona de forma independiente. La red nos brinda posibilidades de conexión y colaboración, por ejemplo a través de proyectos de innovación y emprendimiento, pero luego cada Impact Hub lo articula localmente de acuerdo a sus necesidades, intereses y posibilidades. Por otro lado, cada año tenemos un encuentro mundial en el que nos juntamos para compartir conocimiento y generar estrategias. Acabo de volver del encuentro de este año -que se ha celebrado en Floripa (Brasil)- y ha sido muy inspirador y enriquecedor ver cómo Impact Hub está impulsando el cambio económico y social desde tantos ángulos y desde tantas ciudades del mundo.

El coworking representa unos valores que constituyen unas poderosas herramientas transformadoras de los procesos de trabajo: flexibilidad, diversidad, conexión y, sobre todo, experiencia colectiva

¿En qué se diferencia Impact Hub de otros espacios de coworking?
Nuestra particularidad es que Impact Hub es el lugar donde hacer realidad las buenas ideas que tienen las personas para mejorar el mundo, sean empresas, autónomos, organizaciones sociales, etc. Nos gusta decir que somos el alojamiento de las personas y empresas que son el prototipo el futuro del trabajo y de la sociedad. Acogemos a profesionales y equipos de trabajo que nos eligen como su espacio de trabajo y a los que conectamos a través de actividades de dinamización de la comunidad. Acogemos eventos externos y organizados por nosotros también sobre temáticas muy diversas. Y acogemos e impulsamos ideas y proyectos de transformación social. Por eso decimos que nos encanta ser anfitriones.

Impact Hub comienza en Madrid en 2010 con la apertura de Gobernador. ¿Cómo han evolucionado en estos nueve años? ¿Qué tal están funcionado en términos de facturación?
Al inicio la comunidad de Impact Hub estaba formada principalmente por freelance y pequeñas empresas o proyectos que buscaban un sitio donde trabajar con otros profesionales, aprender, ganar visibilidad y relaciones. Coincidió además con los años de la crisis, cuando muchas personas empezaron a emprender como alternativa al desempleo. Poco a poco, esta comunidad se ha ido ampliando y diversificando, acogiendo a empresas de mayor tamaño, startups internacionales y tecnológicas o equipos desplazados de grandes organizaciones. Con la apertura de nuevos espacios, como Alameda, Piamonte, Barceló y recientemente Picasso, hemos sumado 800 miembros a nuestra comunidad de ámbitos y organizaciones muy diferentes que comparten el objetivo de promover el impacto y trabajar de otra manera, en colaboración. Este plan de expansión nos permite no solo ampliar la superficie dedicada a coworking sino también al alquiler de espacio para eventos y reuniones, así como impulsar el desarrollo de programas de emprendimiento e innovación. Y este crecimiento nos ha permitido duplicar la facturación en cada uno de los dos últimos años.

¿Cómo están organizados desde el punto de vista accionarial?
En la actualidad el capital se distribuye entre los fundadores, un grupo de pequeños accionistas, en el que participan también miembros del equipo de gestión, y un accionista de referencia, Miguel Angel Capriles, quien entró en la sociedad hace dos años para impulsar el plan de expansión y crecimiento. Actualmente estamos valorando la opción de nuevos inversores, tanto nacionales como internacionales, que nos acompañen los próximos años en el plan de expansión.

Actualmente, cuentan con cinco espacios y más de 9.000 metros cuadrados y se han convertido en la cuarta compañía de coworking en Madrid. ¿Cuál es la clave para lograr este crecimiento?
En nuestro caso nuestro crecimiento está basado en un modelo de negocio híbrido, asentado sobre tres pilares: el coworking o alquiler de espacios de trabajo, ya sean puestos fijos, flexibles o despachos; el alquiler de espacios para eventos y reuniones; y los proyectos de innovación y emprendimiento que desarrollamos junto a socios externos, que pueden ser empresas u organizaciones públicas o privadas.

¿Qué ha significado este crecimiento en cuanto a la gestión de sus recursos humanos?
Un cambio radical. En los últimos dos años el equipo se ha multiplicado por cinco. Esto te obliga a repensar la forma de trabajar, profesionalizando las diferentes funciones, atrayendo talento, pero a la vez haciendo hincapié en nuestra historia y nuestros valores para no perder la esencia que nos llevó a crear Impact Hub hace nueve años.

Fueron pioneros en el sector del coworking en España, ¿cómo ha cambiado el mercado de trabajo en estos años?
Estamos inmersos en la cuarta revolución industrial y los cambios económicos y sociales -algunos de los cuales los estamos viviendo ya, otros no los conocemos todavía- van a ser tan profundos que el mercado de trabajo va a sufrir también una transformación. Cuando comenzamos, fuimos pioneros en promover la colaboración y la comunidad como fórmula de crecimiento para un proyecto o una empresa. El coworking representa una serie de valores que constituyen unas poderosas herramientas transformadoras de los procesos de trabajo: flexibilidad, diversidad, conexión y, sobre todo, experiencia colectiva. Con la experiencia de estos años y a la vista del dinamismo actual podemos afirmar que el coworking no es una moda y está llamado a tener un papel protagonista en la definición del mercado del trabajo del futuro.

Fueron el primer coworking con certificación BCorp en España. ¿Qué supone contar con esta distinción?
La certificación B Corp ayuda a las empresas a marcar las pautas para incorporar o profundizar en buenas prácticas sociales, ambientales y de transparencia, e integrar la sostenibilidad en sus modelos de negocio. B Corp nos estructura en nuestras políticas internas, nos permite tener una hoja de ruta que seguir y está completamente alineado con nuestro propósito. Es una excelente herramienta para que las empresas crezcan “bien”, en el sentido de que no solo se preocupen por su beneficio económico, sino por el impacto positivo que logra en todos los niveles: con sus clientes, sus empleados, proveedores, público, etc. Antes de ser B Corp ya poníamos en práctica muchos de los aspectos que mide, pero estar certificados nos da un marco para esta cuantificar nuestro impacto. Este año, por ejemplo, hemos aprobado diversas medidas de recursos humanos encaminadas a garantizar unas relaciones laborales sostenibles con nuestros empleados, con medidas concretas encaminadas a aumentar la conciliación, flexibilidad, formación, etc. Como se refleja en nuestro nombre, buscamos influir positivamente en las personas y en la sociedad a través de la innovación en las formas de trabajo y en la creación de valor social y económico, y pertenecer a la comunidad B está totalmente alineado con nuestra visión del mundo empresarial.

¿Cuáles son sus expectativas de cara a 2019?
Acabamos de inaugurar nuestro espacio de Torre Picasso en Madrid y somos optimistas por la expectación que ha generado. Creemos que de la colaboración entre el mundo corporativo y el emprendedor pueden surgir proyectos apasionantes y queremos impulsarlos. Además, estamos inmersos en la apertura del que será nuestro sexto espacio en Madrid, que estará en el barrio de Prosperidad. Más allá del crecimiento en Madrid, estamos inmersos en impulsar la colaboración con otros Impact Hubs que están ya asentados o naciendo en otros puntos de España, como son Vigo, San Sebastián, Zaragoza o Málaga, promoviendo así el emprendimiento con impacto más allá de Madrid.

Te puede interesar