Los campings, la mejor oferta vacacional en contacto con la naturaleza

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Ana Beriain

Vacaciones, fin de semana, un puente… son nuestros momentos para descansar, desconectar del agotador día a día y disfrutar con los nuestros. El modo vacacional de los españoles ha ido cambiando con el paso de los años y desde hace una década, intentamos huir de horarios y limitaciones de espacio para disfrutar de nuestros días de relax en contacto directo con la naturaleza. Actualmente y por encima de cualquier oferta sobresalen nuestros campings, un sector que vive un extraordinario momento fruto de décadas de trabajo, importantes inversiones y un proceso de modernización que nos ha situado entre los mejores de Europa.

Lejos queda ya la imagen peyorativa de establecimientos de poca calidad, polvorientos y exageradamente baratos. La crisis económica que tanto nos afectó a todos, sirvió al sector para descubrir nuevas necesidades de nuestros clientes y productos alternativos. En los últimos años, la transformación ha sido espectacular: sin renunciar a lo tradicional, hemos pasado de las parcelas para tiendas de campaña a los bungalows de lujo, en árboles y ecológicos…, de las piscinas al aire libre a complejos cubiertos con spa y jacuzzi, de las clásicas barbacoas a restaurantes con premios internacionales…en definitiva, de pequeños establecimientos a auténticos resorts en plena playa o montaña. Tal ha sido su progresión que se ha creado el fenómeno “glamping”, es decir, camping con glamour.

Actualmente la Federación Española de Campings (FEEC) integra a más de 1.000 establecimientos que se han convertido desde hace 3 años en la 2ª oferta alojativa preferida por los españoles tras los hoteles y por delante del turismo rural y los apartamentos. El año pasado, nuestros campings recibieron a más de 7.800.000 turistas y rozaron los 40 millones de pernoctaciones. Solo el verano pasado, en 2018, se registraron 23 millones de pernoctaciones y recibieron a más de 4,5 millones de viajeros!!!

Poco a poco el perfil del campista también ha ido variando. Durante los meses de invierno y temporada baja prevalece el turista extranjero, en su mayoría jubilados, principalmente de países como Francia, Holanda, Alemania o Gran Bretaña. Sin embargo, en los últimos años, el campista nacional también ha ido descubriendo nuestros campings hasta el punto de que 100.000 familias españolas descubren cada año el sector. Se trata de familias de entre 30 y 45 años con hijos pequeños que prueban primero los bungalows y que, encantados con las instalaciones, la animación y la libertad de horarios, acaban muchos de ellos repitiendo y viniendo en caravana o autocaravana.

Este éxito ha permitido la profesionalización del sector, con continuas mejoras e inversiones en infraestructuras y la contratación de personal cada vez más cualificado. Actualmente los campings cuentan con 8.000 puestos de trabajo directos y otros 15.000 indirectos y mueven en torno a los 1.200 millones de euros anuales.

Todas estas mejoras no solo las perciben los campistas. La imagen social del sector es ahora mucho más positiva y atractiva para el público en general ya que no existen ofertas de ocio vacacional que permitan el contacto con la naturaleza 24 horas día, 365 días al año. Además, desde la Federación trabajamos permanentemente e impulsamos iniciativas solidarias para ayudar a quien más los necesitan: desde familias en paro con hijos pequeños (Bungalow feliz: ni un niño sin vacaciones), a fomentar el estudio de los más pequeños (Premiamos tu esfuerzo) o a reciclar teléfono móviles en desuso para financiar programas de investigación sobre enfermedades raras (Tu viejo móvil, su esperanza).

La Federación trabaja para progresar en el futuro pero también para solucionar problemas actuales, que nos afectan y perjudican, como la proliferación de acampadas ilegales de autocaravanas, sin ningún tipo de registro de acceso ni control y que aparcan gratuitamente a pocos metros de campings que pagan sus correspondientes impuestos. Igualmente estamos preocupados por las consecuencias que puede tener en el sector el Brexit británico ya que es uno de los mayores países emisores de campistas extranjeros con 375.000 turistas y el 2º en cuanto a pernoctaciones con más de 4 millones anuales.

En definitiva, el sector del camping vive un momento dulce fruto del trabajo de todos los empresarios y que está siendo respaldado por una buena parte de la sociedad española que ha descubierto en nuestros establecimientos la mejor manera de disfrutar de sus vacaciones sin limitaciones de espacio ni tiempo y en plena naturaleza.

Te puede interesar