Los gestores administrativos ven imposible aplicar el control de jornada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

El Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos considera imposible aplicar con efectividad la norma que desde el pasado 12 de mayo obliga a controlar el horario de jornada laboral en las empresas, y en su lugar aboga por admitir una declaración responsable por parte de trabajador y empresa de que se cumple el horario, disponiendo de canales de denuncia en caso de incumplimiento.

Así lo explicó en declaraciones a Servimedia el presidente del Consejo, Fernando Santiago, quien aseguró que, aunque la medida debería ser beneficiosa para los trabajadores, “en su forma de aplicación se convierte en perjudicial tanto para los trabajadores como para las empresas, entre otras cosas por su incumplimiento”.

Para Santiago, la medida es fácil de implantar en trabajos de oficina, pero “vivimos en un mundo en el que cada vez más gente apenas toca la oficina, hay mucho trabajo en la calle o a domicilio”. Además, para el presidente de los gestores administrativos, “aunque estamos en el siglo XXI, en la era de la informática, ésta no ha generado un sistema suficientemente fiable para fichar y comprobar que se está haciendo de forma correcta”.

En este sentido, Santiago apuntó que, por el lado del trabajador, una persona puede fichar por otras, o fichar como si hubiera terminado la jornada y volver a su puesto y hacer horas extra que no se registren, mientras que, por el lado de la empresa, “quien tiene voluntad de incumplir la norma la incumplirá por muchas medidas que se tomen”.

Por ello, desde el Consejo de gestores administrativos abogan por “dejar de aplicar la variante del derecho latino, en la que el ciudadano es malo por naturaleza y tiene que acreditar que lo que hace está bien, y apliquemos la del derecho anglosajón, en la que vale una declaración responsable por parte de trabajadores y empresa de que los horarios se están cumpliendo, y no me obligue a que cada día demuestre una cosa que no se puede demostrar”.

“Así nos ahorramos los miles de millones en ficheros”, afirmó Santiago, para a continuación añadir que “esto sólo va a servir para poner más trabas a los cientos de miles de empresas que van muy justas, que se van a tener que gastar dinero en un sistema de control ineficaz”.

Por otro lado, el portavoz de los gestores administrativos indicó que “los gobiernos de turno están en una nueva moda o forma de aplicar las leyes en la que primero anuncian la ley, luego meten miedo y cuando entra en vigor nadie tiene nada hecho y empiezan a retrasarla”. “Finalmente, como no hay servicios de inspección suficiente para comprobar esta norma, cuando la gente ve que entra en vigor la norma y no pasa nada, se va a relajar”. Sin embargo, Santiago advierte de que lo que ocurrirá “es que cuando el Gobierno tenga los procedimientos de inspección, pobre al que le toque, porque habrá cuatro inspecciones y hay que dar ejemplo”.

Así, para Santiago, el Gobierno debería “hacer los deberes” antes de aprobar una ley, dotando a la Inspección de los recursos suficientes. “La Inspección que se va a dedicar a esto es la misma que había antes, por lo que si se dedica a esto va a tener que dejar de controlar otros temas como contrataciones ilegales, faltas de alta, accidentes…”, denunció.

Por último, respecto a la sentencia emitida ayer por el Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) en la que ratifica que España obligue a las empresas a controlar la jornada laboral de sus trabajadores, cumpliendo así, al igual que el resto de países, con la normativa comunitaria, Santiago señaló que el TJUE establece que se debe implantar “un sistema objetivo, fiable y accesible”, y que “lo que se ha hecho el Gobierno español no es ni objetivo, ni fiable, ni accesible”.

Te puede interesar