“Nuestra perspectiva principal de crecimiento pivota en las oportunidades del mercado exterior, fundamentalmente África y Oriente”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Juan M. Comas

SATEC cumplió el año pasado 30 años. Pero, ¿cuál es el secreto del éxito de esta empresa? “Como casi todo lo importante en esta vida, la verdadera clave reside en la ilusión, el esfuerzo y las buenas prácticas y no encierra secreto alguno”, nos cuenta su presidente, Luis Rodríguez-Ovejero.

¿Cuáles son las principales áreas en las que trabaja SATEC y qué clase de soluciones diseña para esas áreas?
Satec, como empresa de ingeniería en el entorno de las TICs (Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones) tiene la vocación de promover y proveer servicios y soluciones que resuelvan problemáticas e incidan en la mejora del negocio de sus clientes. Es para nosotros vocacional tratar de entender su negocio y apoyarles en la voluntad de explorar nuevas oportunidades de aplicación a la demanda de mejora continua y transformación digital. Esta es, quizás, una diferencia sustantiva con nuestra competencia que, no por sutil, deja de ser importante. Por ello, la oferta de SATEC no se explica fácilmente a través de un portafolio de productos o servicios. Suministramos, como es natural, servicios en las actividades de despliegue, ingeniería u operación y mantenimiento de las infraestructuras y las aplicaciones, así como otros servicios gestionados de seguridad, salvaguarda u outsourcing. Desde nuestra vocación buscamos ayudar a nuestros clientes en su andadura hacia una mejor eficacia en sus sistemas de información y una mayor productividad de su negocio. Operamos en tres sectores y el más importante son las Operadoras de Telecomunicaciones. También las Administraciones públicas y el sector empresarial tanto en España sino en los países donde estamos presentes.

SATEC está presente en más de 15 países, bien sea mediante sus delegaciones o sus filiales. ¿Cuáles son sus planes de expansión?
En realidad, desde Satec hemos desarrollado proyectos, de mayor o menor envergadura, en más de 50 países. En España estamos presentes en siete autonomías, algunas con centros de servicios. Es nuestra pretensión, a futuro, desarrollar estos centros y potenciar nuestra presencia en el mercado local, donde las oportunidades no se cifran solo en el negocio sino, también, en el aprendizaje y la innovación. Pero, de modo natural, nuestra perspectiva principal de crecimiento pivota en las oportunidades del mercado exterior, fundamentalmente África y Oriente.
Creemos que nuestra experiencia exterior de estos años nos abre la oportunidad de desarrollar proyectos en los lugares donde estamos presentes y permite acudir a aquellas oportunidades, en otros países que sean afines o cercanos, donde tengan valor nuestra experiencia y referencias.

La división SATEC 4.0 se encarga de diseñar proyectos para la industria 4.0. ¿Qué distingue a estos proyectos? ¿Cómo se desarrollan?
Al igual que en el pasado, la tecnología era el elemento conductor de la mejora de la funcionalidad/productividad, hoy es imperativo tener una visión clara de cómo las inversiones tecnológicas inciden en el proceso de transformación de las organizaciones. En Satec es esta una inquietud genética que tratamos de dar forma en el mensaje que encierra el concepto de industria 4.0. Se trata de aplicar los nuevos conceptos, que seducen al mercado y promueven aplicaciones reales, sustentadas en viejos paradigmas, y que en conjunto han creado enormes expectativas de aplicación: big data, lenguaje natural, machine learning, IoT, blockchain, realidad aumentada, cloud, etc. Detrás de estos conceptos hay mucho nuevo y disruptivo, pero, también, mucho ya conocido que aporta certeza y realismo. El factor diferencial es la expectativa que estos conceptos han creado y que supone un empuje muy importante en la percepción de las necesidades de innovación en las organizaciones. Estamos desarrollando más de una veintena de proyectos de toda índole para una variedad de clientes, desde empresas industriales a operadoras de telecomunicaciones y administraciones públicas. También hemos creado un Lean lab y un foro de debate periódico con algunos de nuestros clientes en lo que llamamos “Jueves Tecnológicos” de Satec. Se trata de una iniciativa paralela y complementaria a Satec 4.0.

Recientemente han estrenado un proyecto de smart agro para Bodegas Martúe. ¿Qué potencial tiene esta clase de soluciones aplicadas a sectores como el agrícola?
La agricultura es, y siempre ha sido, una importantísima parte de la economía de nuestro país (el sector agropecuario supone cerca del 10% del PIB) que ha logrado posicionarse y competir, de modo brillante, en el mercado internacional. De modo natural este desarrollo ha llevado parejo una importante tecnificación en la variedad de disciplinas que demanda. Desde Satec encontramos que existe una gran oportunidad de aplicación de la tecnología a los cultivos y este proyecto es un ejemplo.
Cara al mercado internacional, donde estamos presentes, y principalmente en países del tercer mundo, el progreso no es concebible sin desarrollo agrícola sostenible. Ahí la tecnología puede jugar un papel diferencial.

¿Qué proyectos destacaría de los que están ahora mismo en marcha en este 2019?
Mas que proyectos, destacaría nuestra andadura de muchos años con algunos de nuestros principales clientes. En Satec tenemos a gala que hemos logrado contar con la confianza de nuestros clientes durante mucho tiempo, vivir su evolución y compartir sus inquietudes a lo largo de los años (en ocasiones décadas). Esos son para nosotros los proyectos más destacables con Administraciones Públicas, Operadoras o grandes compañías públicas y privadas.

¿Cómo ve el sector desde su punto de vista de empresa tecnológica?
España no es una potencia tecnológica en el sector de las TICs. Aquí no contamos con grandes fabricantes de productos ni proveedores de plataformas “core”. Dicho esto, somos un mercado importante que ha invertido muchísimo y sabido capitalizar el conocimiento. En España se ha sacado mucho partido de la tecnología, en el proceso de modernización del país, y este es hoy un conocimiento muy valioso. Esto ha sido posible, principalmente, por la valía de los clientes que han sabido encontrar la comunión entre lo que aporta la tecnología (que son elementos auxiliares) y la necesidad de evolución de sus negocios. Esto ha tenido como consecuencia el desarrollo de excelentes empresas de servicios, operadoras, ingenierías y ejemplos de referencia mundial en aplicaciones tanto en las Administraciones Públicas como en el sector privado.

¿Cuáles son los retos de este sector a medio – largo plazo?
En este sector, que tanto influye en los cambios de modo de vivir, relacionarse o trabajar, las condiciones de contorno, en general y en España en particular, no van a cambiar mucho y habremos de partir de nuestras fortalezas para configurar la mejor perspectiva de futuro. España las tiene y, con certeza las va a capitalizar.
Hay un reto importante en reducir la dependencia, creciente, de las grandes corporaciones tanto en la oferta convencional de plataformas y productos, donde hay mucho espacio de ahorro y productividad, como las nuevas aplicaciones como el cloud, la seguridad o el uso de la información, donde existe un alto riesgo de dependencia que es imperativo abordar. En SATEC confiamos en multiplicar nuestro rol en esta perspectiva y nos ocupa y preocupa el modo de abordarlo. Hace treinta años, cuando salimos al mercado, partíamos de cero y hoy, por fortuna disponemos de una plataforma con un enorme potencial y nuestra expectativa ha de ser alcanzar otra escala desarrollando, de nuevo, las oportunidades que son muchas.

Te puede interesar