Los españoles reducen hasta un 28% el precio final de venta de una vivienda

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

En 2019 se prevé un incremento del 10% en la compraventa de inmuebles en España. A pesar de ello, y según los resultados obtenidos del I Observatorio sobre el Mercado de la Vivienda realizado por Century21 en 2018, existe de forma clara un problema de oferta con precios competitivos ajustados al poder adquisitivo, lo que demuestra una clara necesidad de obra nueva – de las cuales se estipula una concesión de un 14% de nuevas licencias para este tipo de construcciones en 2019, impulsando así la venta de esta clase de inmuebles en zonas de la periferia y del extrarradio – y la rehabilitación de obra antigua que proporcione una oferta de vivienda a la clase media y media-baja.

A pesar de que los españoles han confirmado que estarían dispuestos a bajar una media del 10% el precio de puesta en venta de una vivienda, la realidad es que existe una brecha bastante mayor entre el precio de salida de venta y el precio al que finalmente se vende.

Así, en 2018 el precio medio de salida ha alcanzado los 188.390 euros mientras que el precio medio de venta ha sido de 136.432 euros, es decir, casi un 28% más barato que lo fijado en un principio por el vendedor. Existe, de forma indudable, un problema de oferta con precios competitivos ajustados al poder adquisitivo actual de los españoles.

Ricardo Sousa, consejero delegado de Century21 para España y Portugal, comenta a este respecto: “seguimos todavía inmersos en un mercado de carácter especulativo. Los propietarios fijan sus precios de viviendas con unas expectativas que no responden, en absoluto, a la realidad de la situación del mercado inmobiliario español”.

“Se sigue pensando en la venta de la vivienda como una fórmula de inversión sin tener presente que los condicionantes del mercado, la capacidad socioeconómica de la población y sus propias circunstancias han cambiado de forma sustancial”, añade.

Según Century21 España, es importante que los principales actores del sector tengan presente que existe un nuevo perfil de personas, especialmente en el segmento de la población más joven, que tiene como objetivo de vida comprar su propia casa, pero tiene aplazada esa decisión y optan por el alquiler en base a la mayor flexibilidad y libertad que les proporciona el hecho de poder cambiar de casa ante un futuro laboral y personal incierto.

Con respecto al alquiler de viviendas de segunda mano, el sueño de ser propietarios de la casa en la que viven continúa siendo mayoritario entre los españoles, tal y como indica el I Observatorio del Mercado de la Vivienda en España realizado por CCentury21 España en 2018. Se ha vivido un incremento de nueve puntos porcentuales con respecto a los hogares que viven de alquiler entre 2011 y 2018 motivo por el cual, y aprovechando el boom del alquiler, los inversores en vivienda estarán muy presentes a lo largo del 2019.

En cualquiera de los dos casos, compraventa o alquiler, cabe decir que, según este mismo estudio, de aquellos que han buscado vivienda sin éxito, un 44% indican que no encuentran lo que buscan y para un 30% el precio no encaja con su presupuesto.                    

Te puede interesar