Igualdad en el futbol: ¿Porqué levantamos una copa cinco veces más barata que la de los hombres?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Con el inicio del Campeonato Mundial de Fútbol Femenino, que arranca este viernes en Francia, ha nacido de forma casi simultánea una iniciativa para exigir que su trofeo tenga el mismo valor que el del mundial masculino, ya que ellos levantan una copa con un precio cinco veces mayor que el de ellas.

Las selecciones masculinas aúpan -cuando ganan el mundial- una copa con 18 quilates de oro puro y con un valor estimado de unos 172.000 euros. El país que resulte vencedor del campeonato femenino, en cambio, levantará una copa de oro blanco y plata valorada en poco más de 30.000 euros, un precio cinco veces menor.

Para los promotores de la iniciativa ‘The Same Cup’, dos jóvenes que se dedican a la comunicación, se trata de “una metáfora que demuestra que todavía queda mucho para conseguir la igualdad en el deporte”. Sin embargo, señalan que lo importante no es tanto el valor de la copa como la discriminación que aún persiste en el fútbol femenino con las cláusulas antiembarazo o los bajos sueldos de las jugadoras.

Por el momento, ya han comenzado a recoger firmas en la plataforma ‘Change.org’ para que la FIFA, organizadora del Mundial de Fútbol, entregue a las mujeres “una copa con el mismo valor”. Y es que “tiene que haber más valor y más presencia en medios y en la sociedad” del fútbol femenino.

El fútbol femenino español ha dejado varios hitos este año. En un partido de la liga femenina de fútbol celebrado en el Wanda Metropolitano entre el Atlético de Madrid y el Barça se consiguió un récord de asistencia con 60.739 espectadores, un ‘casi lleno’, por primera vez, en un partido de chicas.

No obstante, también “hemos visto cómo patrocinadores como Nike suspenden sus contratos con mujeres que se quedan embarazadas, a jugadoras de balonmano renunciando a su pasión por no poder conciliar el deporte con su vida familiar y a Ada Hegerberg, ganadora del Balón de Oro, rechazando jugar el Mundial de Fútbol Femenino para denunciar la desigualdad que todavía existe”, recordaron los impulsores de ‘The Same Cup’.

Por el momento, ya están tratando de ponerse en contacto con jugadoras de la selección española para que difundan la iniciativa y esperan que en un futuro, las futbolistas “no tengan que preocuparse por ganar el partido de la desigualdad”.

Te puede interesar