La Iglesia Católica anima a todos los españoles a marcar la “X solidaria”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

El vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Fernando Giménez Barriocanal, manifestó este lunes que “se están desaprovechando más de 600 millones de euros, los que se quedan en el limbo por los contribuyentes que no marcan en su declaración de la renta ni la casilla de la Iglesia católica ni la equis de ‘otros fines sociales”.

Así lo subrayó en una entrevista en Servimedia donde recalcó que “es una pena, porque ese dinero es una buena forma de hacer el bien” y, “en su conjunto, es un dinero que está generando un enorme valor social”, dijo en referencia a los dos apartados.

Por ello, hizo una llamada de atención a los contribuyentes, en especial a quienes estos días hacen la declaración del IRPF por primera vez “para que se acuerden” de marcar esas casillas. “Que sepan que van a pagar lo mismo, que no les van a devolver menos dinero por marcar la casilla y que o deciden ellos o ya decidirá el ministro de Hacienda qué hacer por ellos”, recordó al conjunto de contribuyentes.

Giménez Barriocanal también se dirigió “a quienes no van a pisar en su vida una iglesia salvo el día en que vayan a enterrar a un familiar”, pues “les gustará que ese día la iglesia esté decente y que haya un servicio adecuado”.

El responsable económico de los obispos españoles remarcó que “son dos asignaciones distintas, pero complementarias”, pues “marcando las dos se ayuda el doble” y es “la única partida” en la que los ciudadanos “podemos elegir el destino”.

No obstante, lamentó que el porcentaje de declarantes que señalan esa opción ronde el 35%, situación para la que encuentra factores como la “voluntad” de no hacerlo de los propios ciudadanos, “la capacidad económica” de quienes no llegan al mínimo establecido en la ley para tener que hacer la declaración del IRPF de forma obligatoria y también “la capacidad técnica”.

El pasado año, la Iglesia recibió más de 50.000 nuevas asignaciones, que el vicesecretario relaciona, en parte, a la superación de la crisis y a que “hay más afiliados” a la Seguridad Social. En total, por la equis de la renta la Iglesia percibió en 2018 un total de 265 millones de euros, once más que el ejercicio anterior.

“Después de 10 años hay 900.000 declarantes más que marcan la casilla porque marcar la casilla no está tan asociado a la práctica religiosa, sino a que esas personas creen que lo que hace la iglesia está bien, aunque no vayan a misa nunca”, agregó.

La asignación tributaria, según las cuentas de la CEE, supone un cuarto del presupuesto total que manejan las diócesis españolas, ya que más de la mitad proviene de las asignaciones voluntarias de los fieles y de otros ingresos corrientes.

CUESTIONES TÉCNICAS

Pese a ese incremento de nuevos apoyos a la Iglesia, Giménez Barriocanal lamentó que se den situaciones “curiosas” con la tecnología en las declaraciones conjuntas pese a las facilidades para hacer la declaración por ordenador o teléfono, porque en ese sistema, denunció, “cuesta cambiar los datos porque hay una cierta inercia”.

“Hay mucha gente que te llama y dice que ha marcado pero que le sale en blanco. Sale en blanco porque tú la has marcado en la individual, tu cónyuge la ha marcado en la individual, pero en el apartado de conjunta no la has marcado también. Este tipo de cosas también afectan”, denunció, pese a que esos perfiles de declarantes puedan ser los más cercanos a la familia “tradicional”, en los que la esposa no trabaja fuera de casa.

El vicesecretario para Asuntos Económicos de los obispos también se refirió a otros “nichos” de ciudadanos que podrían marcar la equis de la Iglesia, pero que no pueden hacerlo por normativa, como los “cinco millones de personas con rendimiento de trabajo”, dijo en referencia a los pensionistas, o que “el 80% de los curas no tiene que hacer la declaración porque no ganan el dinero suficiente”. Según datos de 2018 recogidos en la Memoria de la Iglesia, en España hay, en total, 17.754 sacerdotes que atienden 23.021 parroquias. Por ello, agregó, “que marquen ocho millones la declaración de la renta me parece un dato muy relevante”.

CATALUÑA

No obstante, no en todas las regiones la Iglesia recibe el mismo apoyo. La media en España es del 33%, gracias a que hay regiones como Castilla-La Mancha donde el 46% de las declaraciones aparecen con la equis marcada a favor de la Iglesia, mientras que en Cataluña, sólo el 18,5% de las declaraciones apoyan ese fin.

Esta realidad del caso catalán Giménez Barriocanal la achaca a que “probablemente tenga que ver con aspectos culturales, intraeclesiales y demás”. “Cataluña, que es la región donde menos se marca, es la segunda o la tercera comunidad autónoma que más recauda”, por la declaración del IRPF, concluyó, subrayando también, que en la suma de todo el país, incide el nivel de renta de los declarantes.

Te puede interesar