Amazon “no está obligada” a disponer de un número de teléfono antes de un contrato, según el Tribunal de Justicia de la UE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Una plataforma de comercio electrónico como Amazon “no está obligada” a ofrecer al consumidor un número de teléfono antes de la celebración de un contrato, aunque sí ha de poner a su disposición “un medio de comunicación que le permita ponerse en contacto rápidamente y de comunicarse con ella de forma eficaz”.

Así lo ha concluido el Tribunal de Justicia de la UE después de que la sociedad haya sido demandada ante los tribunales alemanes por la Federación Alemana de Asociaciones de Consumidores con la intención de que se aclare si incumplía su “obligación legal” de facilitar a los consumidores medios eficaces para ponerse en contacto con ella, ya que, a su entender, “no les informaba de manera clara y comprensible de sus números de teléfono y de fax”.

Según informó este miércoles el Tribunal de Justicia europeo a través de un comunicado, la federación ha alegado que el servicio de solicitud de llamada de Amazon “no cumplía con los requisitos de información”, puesto que, a su entender, el consumidor “debía dar múltiples pasos para poder ponerse en contacto con un interlocutor de la citada sociedad”.

A este respecto, la justicia europea puntualizó que el derecho alemán exige al comerciante que facilite, “en todas las circunstancias”, su número de teléfono antes de concluir con un consumidor un contrato a distancia o un contrato celebrado fuera del establecimiento y calificó de “desproporcionado” imponer al comerciante una “obligación incondicional” de poner a disposición del consumidor, “en todos los casos”, un número de teléfono, de instalar una línea de teléfono o de fax, o de crear una nueva dirección de correo electrónico para permitir a los consumidores contactar con él.

En su sentencia, recuerda que es a los órganos jurisdiccionales nacionales a los que corresponde apreciar si los medios de comunicación que el comerciante pone a disposición del consumidor permiten a éste ponerse en contacto rápidamente y comunicarse con él de forma eficaz y si la información relativa a los mencionados medios de comunicación es accesible de manera clara y comprensible.

En torno a este litigio, el Tribunal Supremo de lo Civil y Penal de Alemania preguntó al Tribunal de Justicia de la UE si el comerciante está obligado a instalar una línea telefónica o de fax o a habilitar una nueva dirección de correo electrónico para permitir a los consumidores ponerse en contacto y, en concreto, si un comerciante como Amazon puede utilizar otros medios de comunicación con tal fin.

En su sentencia, el Tribunal de Justicia subraya que la ley no obliga al comerciante a instalar una línea de teléfono o de fax o a crear una nueva dirección de correo electrónico para permitir a los consumidores ponerse en contacto con él en cualquier circunstancia y que únicamente obliga a facilitar el número de teléfono, el de fax o la dirección de correo electrónico si el comerciante ya dispone de esos medios para comunicarse con los consumidores.

El Tribunal de Justica declaró que la directiva busca “garantizar un elevado nivel de protección de los consumidores, garantizando su información y su seguridad en las transacciones con los comerciantes”. “La posibilidad de que el consumidor se ponga en contacto y se comunique con el comerciante de forma rápida y eficaz reviste una importancia fundamental para la salvaguarda y la efectiva aplicación de los derechos del consumidor, en especial del derecho de desistimiento”, precisó en su comunicado.

No obstante, estimó “preciso garantizar un justo equilibrio” entre una “elevada protección de los consumidores y la competitividad de las empresas, al tiempo que se respeta la libertad de empresa del empresario”.

Te puede interesar