The Luodest Voice

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Lucas Rodriguez

En estos días están anunciando en Movistar tv una serie sobre la cadena de noticias norteamericana Fox News, y más en concreto alrededor de la figura de su creador y director durante toda exitosa trayectoria: Roger Ailes.

La serie esta protagonizada por un orondo Russell Crowe que caracterizado se hace prácticamente irreconocible para el público, representa el éxito y el talento de un gestor y director de televisión que aúna a estas virtudes la falta de escrúpulos, el partidismo, el uso de la mentira como arma arrojadiza, en resumen la máxima de Maquiavelo: El fin justifica los medios.

Trasladado a nuestro escenario mediático actual, este personaje tiene ciertos alumnos aventajados entre los directivos de medios de comunicación de nuestro país, salvando las distancias, ya que as comparaciones son odiosas, y ya les gustaría a algunos llegar a parecerse a este pájaro.

Ha sido siempre muy común en nuestros medios una connivencia y un partidismo principalmente político, sobre todo en la prensa, y ahora en la televisión. No tenías más que fijarte por la calle en el diario que llevaba doblado bajo el brazo una persona para poder identificar de inmediato sus preferencias política Esto ha hecho que los medios se hayan acostumbrado a posicionarse de uno u otro bando recibiendo a cambio los favores por los servicios prestados a uno u otro líder o partido político ya fuera nacional, regional o local.

Un paso más en esta tendenciosa carrera hacia la corrupción más absoluta, es la de los medios que por falta de potencia pero no de malas praxis, aprovechan el clásico: “ O me das o te doy”. Apoyados generalmente en los directores editoriales de los mismos que son colaboradores y tertulianos de las distintas tertulias en las diferentes cadenas de televisión y encabezando portales pseudoperiodísticos, se dedican a atizar a todo el que no les “financia” su “chiringuito”, y de esta forma a base de amenazas y palos llegan a conseguir un trozo del pastel que no les corresponde, ni por calidad de información ni por audiencia.

Como se suele decir contra el vicio de pedir la virtud de no dar, y contra el vicio de amenazar y amedrentar la virtud de aguantar e ignorar, con esto quiero decir que igual de culpable es el que extorsiona a través de la información como el que la calla con dinero, ya que esto produce un efecto llamada y circulo vicioso que distorsiona y empobrece un sector que necesitamos que esté sano y lleno de buenos profesionales, de otra manera iremos perdiendo credibilidad y lo que es más grave nos convertiremos en esclavos de nuestras propias trampas, llegando a parecer una caricatura de lo que debiéramos ser, empresas de servicio al ciudadano capaces de ofrecerle una información seria y veraz que le permita formarse una idea clara y útil de la realidad.

Te puede interesar