La Agencia Tributaria aumenta la presión y obtiene 15.089 millones de la lucha contra el fraude en 2018

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

Según informó Hacienda, de la cifra global destaca el importe correspondiente a los ingresos de liquidaciones y actos de gestión recaudatoria, tradicional núcleo de la actividad de control de la Agencia, que suman 8.015 millones de euros, también un 2% más que el año anterior.

La cifra total se completa con el resto de ingresos directos por actuaciones de control, así como con los ingresos inducidos, los derivados de minoración de devoluciones y los procedentes de autoliquidaciones extemporáneas de los contribuyentes.

TRIBUTOS INTERNOS

El pasado año, en su conjunto, la Agencia Tributaria realizó 1.531.000 actuaciones de comprobación sobre tributos internos, lo que supone un 6% más que el año anterior, a lo que se añaden otras 45.000 actuaciones de investigación y de carácter auxiliar.

Dentro de este total de actuaciones, destacan las efectuadas en relación con grandes empresas, multinacionales y grupos fiscales (18.545), análisis patrimonial y societario (2.418), ocultación de actividad y abuso de formas societarias (5.005) y, dentro de las destinadas al control de actividades económicas, aquellas en las cuales se ha determinado la existencia de ventas ocultas (1.650).

La AEAT cerró el pasado año con la liquidación de 347,5 millones de euros a contribuyentes con grandes patrimonios en un total de 494 expedientes, un 44% más de expedientes que el año anterior.

FISCALIDAD INTERNACIONAL

En el ámbito de la fiscalidad internacional, en 2018 participó en 98 comprobaciones inspectoras finalizadas, que dieron lugar a ajustes en base imponible estimados en más de 4.200 millones de euros, lo que supone más del doble que el año anterior como consecuencia de la conclusión de determinados expedientes con un volumen especialmente relevante.

La Agencia Tributaria también realizó actuaciones de gran relevancia que, si bien no computan en los resultados de control, al no suponer ingreso ni minoración de devoluciones, resultan de gran trascendencia para ensanchar bases imponibles futuras y elevar la recaudación.

Se trata de las minoraciones de bases imponibles negativas, de deducciones en cuota pendientes de aplicar y de cuotas a compensar, con un efecto en términos de incremento de cuotas tributarias de 3.300 millones de euros. Un 35% de ese total se corresponde con actuaciones de la Delegación Central de Grandes Contribuyentes, frente al 29% del año anterior.

Te puede interesar