Adolfo Domínguez vuelve a la pasarelas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Tras ocho años sin mostrar sus colecciones en una pasarela, Adolfo Domínguez vuelve a hacerlo , pero en esta ocasión no será en una pasarela convencional, sino en el caso viejo de Ourense, en el que sus calles y plazas serán el escenarios ideal para mostrar su nueva colección 2019/20.

 El desfile, que será el próximo 14 de septiembre, lo protagonizarán 60 modelos no profesionales de todas las edades y tallas que se presentaron voluntarias para la experiencia en una audición abierta a través de redes sociales.

Esta colección ya está  a la venta y se ha desarrollado alrededor del concepto del “gender fluid” o la identificación de género, con prendas que pueden ser utilizadas tanto por hombres como por mujeres. El desfile será una experiencia que incluirá también performances artísticas, con música y baile para reivindicar la esencia gallega de la marca de moda de autor

Es la segunda vez que Adolfo Dominguez produce toda una colección alrededor de un mismo concepto tras implantar este nuevo método de trabajo en su equipo de diseño.

La primera fue la colección ‘Galicia’ en la primavera-verano de 2019 con prendas basadas en 18 motivos gallegos. Las sub-colecciones FentoToxoCíes o Finisterre impulsaron las ventas comparables de la colección de mujer de la firma un 6,4% entre marzo y mayo de 2019.

Adolfo Domínguez facturó en su último ejercicio completó 2018/19 111,9 millones de euros y cuenta con 387 puntos de venta en 22 países y más de mil profesionales, desde hace unos meses, también ha iniciado la venta de la primera colección completa en 20 años de prendas confeccionadas totalmente en sus talleres de sastrería de Galicia.

Se trata de Limited Edition, una colección de 450 unidades que revisa desde una perspectiva de 2019 prendas icónicas de la marca de autor, la primera de una serie de colecciones limitadas que la compañía gallega produce íntegramente en su taller de sastrería en San Cibrao das Viñas (Ourense), que no confeccionaba colecciones completas desde hace veinte años.

Te puede interesar