Compartir

Los avisos enviados por la Agencia Tributaria (Aeat) a algunos contribuyentes para instarles a declarar determinados ingresos, unidos al aumento de las ganancias patrimoniales, han disparado la recaudación de la campaña de IRPF de 2018, según los últimos datos de la Aeat.

En su informe de recaudación tributaria de julio, la Agencia señala que al cierre de ese mes se habían ingresado 7.702 millones de euros en la campaña de este año, un 15,6 % más que en esas mismas fechas del pasado ejercicio.