Los contratos a personas con discapacidad en Centros Especiales de Empleo caen un 12,3%

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

El número de contratos registrados a personas con discapacidad en Centros Especiales de Empleo cayó un 12,3% entre julio de 2018 y junio de 2019 hasta los 7.336, según datos oficiales a los que ha tenido acceso Servimedia.

Las cifras señalan que el mes en el que más bajó el número de contratos fue agosto de 2018, cuando cayeron un 26,3%. Las provincias en las que más bajaron este número de contratos fueron Soria, con un descenso del 80%; Lérida, donde el descenso fue del 61,4%; Palencia, con una bajada del 60,5%; y Teruel, donde la caída alcanzó el 50% entre los pasados julio y junio.

En cifras absolutas, en julio de 2018 había 8.365 contratos registrados, de los cuales 4.999 correspondían a hombres y 3.366 a mujeres; mientras que en junio de 2019, de los 7.336 contratos 4.474 afectaban a hombres y 2.862 a mujeres.

En junio de este año, las provincias con más contratos de este tipo eran Madrid (con 1.273), Barcelona (733) y Sevilla (461); mientras que Soria, con un único contrato; Ceuta, con 7; Teruel, que cuenta con 8; y Ourense con 9 se sitúan en la parte baja de la tabla.

En términos porcentuales, las provincias donde más crecieron este tipo de contratos fueron Segovia, donde el aumento fue del 260% (ya que pasaron de 5 a 18); Ávila, con una subida del 127,3% (donde se ha pasado de 11 a 25); y Zamora, que registró un aumento del 54,5% (donde subieron de 11 a 17). No obstante, la tabla la encabezaron las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla con unas subidas del 600% y del 266,7%, respectivamente; aunque al analizar las cifras absolutas se observa cómo en Ceuta se pasó de uno a siete y en Melilla de tres a once.

La normativa establece que “los Centros Especiales de Empleo son empresas cuyo objetivo principal es el de proporcionar a los trabajadores con discapacidad la realización de un trabajo productivo y remunerado”, de manera que sea adecuado a sus características personales y que facilite su integración laboral en el mercado de trabajo.

Este programa de contratación está destinado a los trabajadores de los Centros Especiales de Empleo que tengan parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual con un grado de minusvalía reconocido igual o superior al 33%; o bien a personas con discapacidad física o sensorial con un grado de minusvalía reconocido igual o superior al 65%.

BRECHA DE GÉNERO

Al analizar los datos por género, se observa cómo las mujeres son las más perjudicadas, ya que sus contratos han caído un 15% mientras que los de los hombres lo hicieron un 10,5%.

Para este tipo de empleos, la Administración otorga una subvención de 1.200 euros anuales a las empresas por cada trabajador con discapacidad para financiar los costes laborales y de Seguridad Social derivados de su contratación, que podrá ser indefinida o temporal, siempre que supere los seis meses.

Además, la subvención se irá reduciendo en función de la duración de los contratos, así como en función de la duración de la jornada en el supuesto de que el contrato sea a tiempo parcial.

Te puede interesar