El calzado online sigue creciendo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La venta de calzado online en España no para de crecery se espera que esta tendencia continúe durante los próximos años, en buena medida por la adaptación de cada vez un mayor número de usuarios a los nuevos tiempos, que nos empujan a usar los medios digitales para comprar cómodamente desde casa, ahorrando tiempo y dinero, y en buena parte por el buen hacer de las eccomerce de este sector. Un ejemplo de éxito en España de la venta de calzado online es Zapatos OBI, que ofrece a los consumidores calidad a precios sin competencia con todas las ventajas de las ventas digitales.

La ropa y el calzado son los bienes tangibles que más se compran en nuestro país por internet, por delante de los aparatos electrónicos o los operadores turísticos y las aerolíneas. Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en el segundo trimestre de 2017, los españoles gastaron online 472,7 millones de euros en prendas de vestir, repartidos entre ropa, con 399 millones, y calzado, con 73,7 millones, un 20,1% más que el año anterior.

Debido a que ropa, zapatos y complementos suelen comprarse de la mano, también está de en auge la aparición de markets online especializados como Spartoo, portales online, que a modo de gran superficie comercial, puedes comprar todos estos artículos en sus diferentes secciones.

Margen de crecimiento

Para analizar el margen de crecimiento de la venta de ropa y calzado online en España es necesario mirar al consumidor, conocer qué es lo que cliente quiere y demanda. En este sentido, podemos decir que el cliente online estándar busca inmediatez, envíos gratis y un procedimiento sencillo para las devoluciones, además de ser atendido personalmente en caso de necesitarlo por los distintos canales, siendo el preferido en chat en directo, que resuelve las dudas al instante.

Los analistas encuentran aún algunos obstáculos que tendrá que superar el comercio electrónico, como las compras por impulso, que son mucho más elevadas en las tiendas físicas y aumentan la media del ticket de compra. En las tiendas online, en cambio, las compras son mucho más planificadas y los consumidores suelen gastar menos

Otro de los grandes problemas es el de las tallas, y es que, aunque las distintas marcas trabajan en este sentido, todavía no hay un 100 % de acierto a la hora de elegir la talla que necesitamos, ni siguiendo las directrices que marcan las eccomerce con su guía de tallas. Esto supone grandes quebraderos de cabeza y muchos consumidores, por este motivo, deciden ir a las tiendas físicas, para poder probarse las prendas y palpar, además, la calidad del producto.

Algunos consumidores también sienten aún cierto recelo en la fiabilidad de las transacciones online y temen ser estafados, pero la realidad es que este inconveniente es cada día menor. Para ello, se aseguran de que sean tiendas fiables, hablan con conocidos, amigos, o preguntan en la red sobre la fiabilidad de la webdonde quieren adquirir los productos, y si la respuesta es positiva efectúan la compra.

¿Hay límite al crecimiento?

El crecimiento de la venta online en ropa y calzado va a seguir su tendencia de aumento de la última década, pero según aseguran los expertos, las tiendas físicas no van desaparecer, con lo que al final encontrarán un equilibrio y cada una de estas formas de comprar tendrán su propio mercado y convivirán en armonía. Las predicciones apuntan a que de aquí a unos diez años el comercio electrónico supondrá entre el 40 y el 50 % de la venta de ropa, zapatos y complementos.

Valor del ticket medio

Según los datos aportados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), haciendo un cálculo entre el número de transacciones online y el dinero gastado, el ticket medio de la moda online ascendió a 67,3 euros, siendo 65,6 euros el de ropa y 78,2 el de calzado, en el segundo trimestre de 2017, tan solo un 0,2% más que en el mismo trimestre de 2016. El importe medio suele variar según la época del año y suele ser mayor en el último trimestre, debido a las compras navideñas.

En cuanto a las diferencias por sexos, el Informe de la moda online en España de Kantar World panel indica que los hombres gastan másque las mujeres, pero en menos prendas y en menos transacciones de compra, lo que vienen a indicar que compran menos artículos, pero que estos son más caros.

Cuando se deciden por la compra online, los hombres valoran por encima de otros factores el precio, mientras que la mayoría de las mujeres se sienten atraídas por la comodidad, según un estudio llevado a cabo por IPSOS para la escuela de negocios ISDI (Instituto Superior para el Desarrollo de Internet). En este estudio también se recoge que la mayoría de consumidores que compran online prefieren hacerlo en tiendas que dispongan también de tiendas físicas, pues les transmiten mas seguridad y confianza.

Te puede interesar