Hacienda aprobará una ampliación de crédito de unos 130 millones para financiar las elecciones del 10-N

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

El Ministerio de Hacienda deberá aprobar una ampliación de crédito para financiar la repetición electoral del próximo 10 de noviembre, una vez el próximo lunes 23 se confirme el fin de la legislatura al no alcanzarse una investidura para la Presidencia del Gobierno en el plazo previsto por la Constitución.

En concreto, una vez se convoquen las elecciones de noviembre, el Consejo de Ministros deberá autorizar la aplicación del Fondo de Contingencia para ampliar al ministerio de Interior el crédito destinado a financiar los gastos de la cita electoral.

Normalmente el gasto para una cita electoral está previsto en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), pero, al estar en vigor todavía los PGE de 2018 y tratarse de una repetición electoral, este nuevo gasto no está contemplado en ninguna partida, por lo que es necesario recurrir al Fondo de Contingencia.

Ya fue necesario recurrir a este procedimiento cuando el 1 de marzo el Consejo de Ministros autorizó una ampliación de crédito de 134,8 millones de euros a través del Fondo de Contingencia para financiar las elecciones generales celebradas el 28 de abril.

Según documentos oficiales a los que ha tenido acceso Servimedia, finalmente el presupuesto destinado a las elecciones de abril fue de 138,9 millones, de los cuales la mayor parte, 58,7 millones, el 42,31%, fueron destinados a las Administraciones Públicas; y 56,5 millones, el 40,66%, fueron para el operador postal. Además, se destinaron 14 millones a logística electoral, 7,9 tuvieron por concepto la “difusión del escrutinio provisional y telecomunicaciones”, y 1,66 millones fueron para “otros e imprevistos”.

Ésta será la primera vez que se aplique la modificación de la Ley Orgánica del Régimen Electoral (Loreg) realizada en octubre de 2016 por la que se incluyó en dicha norma que, en el supuesto de repetición electoral por expiración del plazo para investir a un presidente, la nueva cita electoral se celebrase 47 días después de la convocatoria, en lugar de los habituales 54, y que la campaña electoral dure una semana en vez de dos, por lo que el crédito necesario para esta campaña debería ser menor que el aprobado en marzo.

Además, la falta de un Presupuesto nuevo para 2019 también obligó a que el Consejo de Ministros aprobase en febrero un gasto adicional de 240 millones a través del Fondo de Contingencia para financiar las elecciones de europeas y locales.

Te puede interesar