Los futbolistas triunfan en el campo y también en la moda

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

Desde hace años los futbolistas son iconos de estilo dentro y fuera del campo de fútbol, marcan goles y tendencias. Saben de la rentabilidad de la industria textil y, bajo ese paraguas, muchos dan el salto y pasan de ser imagen de marca a participar de forma más activa con creaciones más personales.

 Conscientes de que su imagen es imitada por millones de personas y de que todo lo que lucen se convierte automáticamente en tendencia, los futbolistas abrazan el mundo de la moda y propone su ideal de armario con prendas frescas, juveniles y modernas.

Leo Messi ha sido el último en subirse a este carro y acaba de presentar en la exclusiva tienda de Barcelona, Santa Eulalia, una colección de ropa diseñada por Virginia Hilfiger y dirigida por su hermana, María Sol Messi, que está inspirada en su vida y que juega con los colores del FC Barcelona y de Argentina.

 La nueva colección del delantero de Barcelona está confeccionada con tejidos “funcionales” y tratan de transmitir el ADN “del fútbol y del pasado de Leo”, explicó Hilfiger, quien asegura que son diseños que buscan ser “espontáneos y accesibles para todos”.

 Los futbolistas incluyen detalles personales en los diseños. Así, Ronaldo no pone pieza en el mercado sin su siglas CR7 o Messi sin el diez o el logo con el nombre en casi todas las prendas.

 La moda y el diseño se ha convertido en un oportunidad de negocio para los futbolistas que desean rentabilizar ingresos y ahorros más allá del mundo del deporte.

En 2005, el mexicano Hugo Sáchez creó su propia línea de moda con sudaderas, deportivas y gorras, aunque tal y como se entiende hoy la moda el pionero fue David Beckham, conocido futbolista, amén de icono de estilo universal gracias a sus osados y atrevidos estilismos.

Fue también el primero en hablar de metrosexualidad, que no era otro cosa que los hombres que se preocupan por su aspecto y se cuidan con cremas y lociones.

Todo lo que luce Beckham se convierte en tendencia al instante. “Cada uno tiene su propio estilo, sus gustos, lo que a mí me puede gustar en un determinado momento a otra persona no”, decía en una entrevista a Efe antes de presentar su colección primavera-verano 2015 para la firma H&M.

Tras abandonar el fútbol profesional entre lágrimas, este británico se reinventó y centró su carrera profesional en el diseño de moda, una profesión que también comparte con su mujer, Victoria Beckham, hoy una de las diseñadoras favoritas dentro del circuito de la moda.

Su colección de ropa interior fue un éxito rotundo, estuvo disponible en 1.800 tiendas de 40 países en todo el mundo. Después llegó, “Modern Essential” una colección de 45 piezas clásicas de divertidos colores y atrevidos cortes.

Gracias a su físico, el excentrocampista del Real Madrid, se convirtió en imagen de ropa interior de Giorgio Armani, una firma que literalmente cubrió las ciudades de todo el mundo con una sugerente fotografía del deportista en calzoncillos acompañado de la frase “El más bello de todos”.

Cristiano Ronaldo, CR7, tomó el relevo de David Beckham en 2010 cuando posó en “boxer” blanco y “slip” negro para esta firma italiana. Desde entonces, este astro del balón se ha convertido en una franquicia inagotable de negocios también vinculados a la moda y la belleza.

No le ha ido nada mal en el mundo de la moda. Es imagen de varias firmas y creador de otras bajo la marca CR7. Ronaldo aboga por el tradicional calzoncillo en versión “boxer” de color blanco, una idea que traslada a la versión de niño.

Pantalones, camisas, chaqueta vaqueras y cazadoras de cuero completan su oferta. Sus ideas estilísticas también traducen en ropa de hogar y productos cosméticos y fragancias.

Los italianos, Vieri y Maldine, al frente de la firma Sweet Years, Ronaldinho con su línea R One, o el delantero sueco Zlatan Ibrahimovic que ideó A-Z Sportswear son otros de los futbolistas que han invertido en moda.

Te puede interesar