Compartir

La huelga de tripulantes de cabina y pilotos españoles de Ryanair finaliza este domingo sin grandes incidencias ni retrasos, y con la sensación de que ha pasado prácticamente desapercibida para los pasajeros, toda vez que los sindicatos han considerado abusivos los servicios mínimos impuestos.

En torno al 97 % de los vuelos que estaban programados para los días de huelga señalados salieron con normalidad, en tiempo previsto, y tan sólo se han producido 14 cancelaciones en total en dos de las jornadas de paros planificados.