Compartir

Meses después de las “guerras del taxi” vividas en Madrid y Barcelona, Cabify ha lanzado una ofensiva comercial para ganarse al gremio, que pasa por no cobrar comisión durante tres meses a aquellos taxistas que se animen a ofrecer sus servicios a través de su plataforma, un periodo que puede extenderse.

“Hemos hablado con todas las asociaciones de taxis, unas son más receptivas que otras, pero esta oferta está dirigida a los taxistas de forma individual”, ha asegurado el fundador y consejero delegado de la compañía, Juan de Antonio.