Álvarez-Pallete urge a Europa a emprender la transición digital y no correr el riesgo de quedarse fuera

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

El presidente de Telefónica, José Mª Álvarez-Pallete, abogó este jueves por que Europa aborde la transición digital con la misma urgencia y relevancia que otorga a la transición ecológica o existirá un riesgo de quedarse fuera de un proceso llamado a ser estratégico.

“Europa lideraba la industria telco en los años 80 y 90, y sin embargo ahora no está presente en la ecuación y corremos el riesgo de quedarnos fuera del nuevo foco geoestratégico que supondrá la inteligencia artificial”, alertó durante su intervención en el ‘I Foro Atlántico La Toja’.

El presidente de Telefónica indicó que la nueva revolución alcanzará un impacto en la economía mundial de 15.700 millones de dólares en 2030 y supone además un desafío desde la óptica social.

“Al igual que se están haciendo esfuerzos para mitigar los efectos del cambio climático con inversiones en energías renovables, es hora de gestionar la transición a la nueva economía digital derivada de la explosión de los datos, algo que está generando desigualdad y efectos colaterales”, avisó.

El presidente de Telefónica se declaró, en cualquier caso, optimista sobre el momento histórico en el que Europa debe abordar esta transición digital y que considera “una oportunidad única para hacerla con éxito”.

En concreto refirió que Europa cuenta con una industria de alto valor, líder en sectores de futuro como la automoción, la industria aeroespacial, la química o la biotecnológica y constituye un jugador clave y confiable en política comercial.

En este marco aseguró que España lo afronta desde una situación privilegiada porque el país se ha convertido en un “referente de crecimiento en Europa, líder en infraestructuras digitales y de transporte y uno de los países más atractivos para la inversión extranjera”.

“Somos, además, un país diverso, abierto, solidario y tolerante, con un fuerte crecimiento de la población activa, especialmente las mujeres y con uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo”, elaboró, antes de asegurar que en el país “asumimos nuestra responsabilidad, y queremos ir más allá”.

La revolución supone un cambio de paradigma que ofrece oportunidades, pero también alertó sobre los nuevos riesgos que emergen: “Más de la mitad del tráfico que circula por las redes no es humano y de éste, más de la mitad es malicioso”, indicó.

Otro riesgo es la amenaza que supone para el empleo ya que, según apuntó, “la mitad de los empleos que ahora conocemos serán automatizados” en el año 2050 y proliferarán profesiones que aún ni conocemos.

Alvarez-Pallete resumió que el reto que se abre es además “lograr una digitalización para todos, justa e inclusiva”. “No es la era de la tecnología, sino del Humanismo”, resumió.

Te puede interesar