¿Tienen que pasar los eléctricos la ITV o están exentos por ser 0 emisiones?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Las limitaciones al tráfico a los vehículos de combustión y la apuesta de las administraciones por los eléctricos están llevando a los conductores a interesarse cada vez más por los beneficios de estos vehículos.

Antes de decidirse por su compra hay que sopesar el precio, la autonomía y el lugar donde se pueden recargar.

Pero también, dentro de los costes que conlleva la adquisición de un eléctrico, hay que conocer si están exentos de pasar la Inspección técnica de vehículos (ITV).

Los vehículos eléctricos tienen un peso en el mercado del 0,77%

A pesar de que los eléctricos solo representan el 0,77 % del mercado total (de enero a septiembre se han matriculado 3.517 unidades, según datos de la patronal de fabricantes Anfac), ya son algunos los que tienen o van a tener que pasar la inspección próximamente.

A estos conductores hay que decirles que sus automóviles cero emisiones deben pasar la ITV al igual que el resto de coches que circulan por las carreteras, según la empresa de soluciones de movilidad eléctrica y asesoría Movelco Mobility.

El calendario es el mismo: la primera ITV es a los cuatro años y después, hasta que el vehículo cumpla diez, cada dos años. Una vez pasada la década el trámite habrá que repetirlo cada año.

Un eléctrico está exento en la ITV de la prueba de emisiones

La prueba fundamental a la que no será sometido un eléctrico será la de las emisiones contaminantes, mientras que cambiará la referida al motor y la transmisión.

Respecto a ésta última, recordar que un eléctrico carece de embrague y de caja de cambios, por lo que no tiene sentido buscar, como en un turismo de combustión, fugas de combustible, pérdidas de aceite o verificar el estado del escape.

Salvo las dos excepciones citadas, el resto de la ITV para un eléctrico es similar a un modelo de gasolina o diésel.

En la ITV el conductor de un eléctrico deberá ir también con la documentación del coche

Sus propietarios deberán acudir al centro que elijan con la documentación del coche, al que le examinarán que no tenga oxidación, corrosión o aristas en la carrocería, así como el estado de las lunas, los limpiaparabrisas, los espejos retrovisores y la apertura y el cierre de las puertas.

Los técnicos de la ITV además verificarán el interior para dar su aprobación al estado de los asientos, los cinturones de seguridad o la visibilidad con la que cuenta el conductor.

Otros puntos claves de la inspección técnica para todos los vehículos, independientemente de su motorización, son el correcto funcionamiento de las luces y su orientación, de los frenos, de los pedales y del freno de mano, de la dirección y de las ruedas.

El precio de la ITV de un eléctrico puede ser hasta un 30% más barata

En cuanto al precio, lo fijan las comunidades autónomas -salvo la de Madrid donde hay libertad de tarifas- y, hasta el momento, ninguna ha establecido alguna rebaja para los eléctricos aunque su revisión sea “menor”.

El que tengan que comprobar menos elementos ha llevado a algunas ITV a aplicar descuentos de entre el 20 y 30% del precio, según la empresa Movelco Mobility.

Te puede interesar