DS 3 Crossback E-Tense: alta costura eléctrica francesa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Remitido

DS, la marca premium del Grupo galo PSA, ya cuenta con el primer eléctrico de su gama, el DS 3 Crossback E-Tense, que se puede reservar en España desde 38.300 euros y que supone la máxima expresión de la “alta costura” eléctrica francesa.

Las primeras unidades de este SUV compacto llegarán a la red comercial en noviembre y los primeros pedidos se empezarán a entregar a finales de enero, según ha explicado en la presentación del modelo el director general de DS Automobiles para España y Portugal, Borja Skulits.

El DS 3 Crossback E-Tense -que también se puede elegir con los acabados Performance Line (desde 39.100 euros) y Grand Chic (desde 43.200 euros) está propulsado por un motor eléctrico de 100 kW (136 CV).

La batería de la que toma la energía es de 50 kWh y con ella puede recorrer con cero emisiones 320 kilómetros, según el ciclo WLTP.

En un punto de carga doméstica wall box se puede recargar la batería en 5 horas, un período que, si se emplea un cargador rápido de 100 kW, se reduce a media hora para el 80 % de la batería, cuya garantía es de 8 años o 160.000 kilómetros.

Por las carreteras cercanas a París hemos hecho dos rutas, con unidades preseries, que han sumado unos 170 kilómetros.

El coche lo hemos cogido con la batería completamente cargada y lo hemos dejado con solo un cuarto de capacidad. El consumo medio ha sido de 17,6 kWh.

Esta media la hemos conseguido alternando los tres modos de conducción con los que cuenta el coche: Eco (para maximizar la autonomía) Normal y Sport (es el más deportivo y en el que se disfruta de la aceleración instantánea de la que gozan los eléctricos).

Además, si se sitúa la palanca de la caja de cambios automática en el modo B, se incrementa la capacidad de aprovechamiento de la energía que se produce al frenar al vehículo y que se destina en los eléctricos para recargar la batería en marcha.

Del comportamiento dinámico destaca el buen funcionamiento de la suspensión, que filtra a la perfección los asfaltos en mal estado y que sujeta bien al coche.

Los frenos también tienen un buen comportamiento y no son tan esponjosos al tacto como en otros modelos de la competencia.

Otros elementos a resaltar son la insonorización de la que goza el vehículo -se ha aumentado el grosor de las láminas de las puertas y de las ventanillas y el parabrisas es acústico- y lo confortable que es para viajar.

El DS 3 Crossback E-Tense mide 4,12 metros y tiene un maletero de 350 litros.

Está diseñado para cinco personas. Con un conductor de 1,82 metros de alto, un pasajero trasero de la misma longitud tiene espacio suficiente para acomodarse.

Detrás, el ángulo de apertura de las puertas -los tiradores van integrados en la carrocería- no es muy grande y puede presentar algún inconveniente para personas corpulentas o de movilidad limitada.

En el interior, DS ha buscado ofrecer lo mejor del “savoir-faire (saber hacer)” francés. Así, dependiendo del acabado elegido, se puede disfrutar de piel vuelta con asientos de alta densidad, de un cuero Nappa con un diseño que imita la correa de un reloj o de faros de Led con tecnología matrix

Los mandos digitales y las salidas de aire centrales tienen forma de diamantes y están ubicados bajo una pantalla panorámica de 12 pulgadas, la más grande de su segmento.

En definitiva, el DS 3 Crossback E-Tense es el primer SUV eléctrico del segmento B premium.

El fabricante asegura que está dirigido a los conductores que hacen un recorrido medio diario de unos 40 kilómetros, lo que les permitirá solo tener que recargar una vez por semana el vehículo.

Te puede interesar