Repsol. Cinco cosas a seguir de cerca en sus resultados del cuarto trimestre de 2019

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Aitor Mendez

Repsol presentará resultados el próximo jueves, 20 de febrero, resignada a ver como sus cuentas se verán muy penalizadas por el impacto de fuertes extraordinarios.

Estos son algunos de los aspectos que podrían tener un impacto en las cuentas de la compañía presidida por Antonio Brufau en el cuarto trimestre del año y que están llamados a marcar el curso de la acción en los próximos meses.

1 Estimaciones de resultados de Repsol en el cuarto trimestre de 2019

Las ganancias de Repsol en el tercer trimestre se contrajeron un 46,7% respecto al mismo periodo de 2018, hasta los 333 millones de euros, ante la ausencia de plusvalía. Por su parte, los ingresos entre julio y septiembre se redujeron un 11,73%, hasta los 12.120 millones de euros, pero esta cantidad fue notablemente superior a los 11.500 millones descontados por los inversores.

En la suma de los nueve primeros meses, la facturación de la multinacional española ascendió hasta los 37.901 millones de euros, un 1,19% más que en igual periodo de 2018, pero las ganancias acumuladas se quedaron en los 1.466 millones de euros, un 32,47% menos.

Para este trimestre, las previsiones del consenso de los analistas pasan por que el resultado en términos ajustados se contraiga hasta los 419 millones de euros, con una aportación del negocio upstream de 195 millones de euros y del negocio downstream de unos 350 millones de euros.

2 El nuevo plan estratégico pasa una factura de 4.800 millones de euros a Repsol

Sin embargo, en términos no ajustados, las cuentas de la compañía presentarán una imagen muy diferente ya que tendrá que asimilar el impacto de extraordinario de 4.800 millones de euros derivados de un ajuste de valor contable consecuencia de la revisión estratégica de la compañía anunciada a principios del mes de diciembre.

Según ha destacado la empresa, Repsol aspira a convertirse en la primera petrolera del mundo con cero emisiones netas en el año 2025, además de plantearse otros objetivos como incrementar la capacidad de generar más electricidad baja en carbono o vincular al menos el 40% de las primas de sus directivos al cumplimiento de sus nuevas metas alineadas con los compromisos establecidos en los Acuerdos de Paris.

Más allá del notable ajuste en los estados financieros de la compañía, la multinacional vasca ha asegurado que esta nueva reorientación estratégica no tendrá ningún efecto en la generación de caja ni en la retribución al accionista.

Además, este giro más verde de la compañía empieza a dar sus frutos y la petrolera ya atrae a aquellos que buscan una inversión responsable, como es el caso del fondo soberano noruego, Norges Bank, que recientemente ha aflorado una participación en la española del 3% y es ya su tercer máximo accionista, por detrás de Sacyr y Blackrock.

3 Repsol provisiona 837 millones de euros por el contencioso con Sinopec

De igual modo, los cálculos de los analistas se han visto truncados también por el anuncio realizado el pasado viernes por la petrolera de que ha realizado una provisión de 837 millones de euros por el contencioso que mantiene con la china Sinopec y que también se reflejará en sus estados financieros a 31 de diciembre del pasado curso.

La firma controlada por el Gobierno de Pekín reclama a Repsol una compensación cercana a los 5.000 millones de euros por un presunto incumplimiento de contrato en una aventura empresarial conjunta que mantenía Sinopec con la canadiense Talisman antes de la compra de esta última por parte de la española.

Por el momento, los tribunales de arbitraje solo se han pronunciado en contra de la española en una de las cinco reclamaciones realizadas y no se hablará de cuantías hasta que se resuelvan todas las demandas, por lo que, de establecerse finalmente una indemnización -los laudos emitidos pueden impugnarse-, ésta podría no conocerse antes del primer trimestre de 2022.

4 Repsol incrementa su producción un 2,7% en el cuarto trimestre

Como noticia más positiva, Repsol ha adelantado ya las cifras de producción el cuarto trimestre de 2019, en las que se recoge un avance de los niveles de bombeo entre octubre y diciembre del 2,7% respecto al trimestre anterior, hasta los 730.000 millones de barriles diarios.

De igual modo, la compañía ha destacado el incremento en una décima de los márgenes de sus refinerías en España, desde los 5,5 dólares por barril obtenidos entre julio y septiembre, hasta los 5,6 dólares por barril del último cuarto del año.

La compañía contó a su favor en este trimestre con la evolución al alza de los precios del crudo, que comenzaron el mes de octubre en los 59,38 dólares por barril y lo acabaron en los 66,00 dólares.

5 Cotización actual de las acciones de Repsol y recomendaciones de los analistas

El precio de las acciones de la petrolera española puso fin a la sesión de hoy, lunes 17 de febrero, en los 12,525 euros por título, muy cerca de los mínimos de tres años marcados el pasado 3 de enero en los 12,285 euros por acción.

El pobre desempeño de los títulos de la compañía desde mediados de 2018 sitúa su cotización muy lejos del precio objetivo medio de la compañía a 12 meses, que se encuentra actualmente un 35% por encima, en los 17,02 euros por título.

Ante este panorama, prácticamente la inmensa mayoría de las casas de análisis y bancos de inversión son alcistas en el valor, con solo 3 recomendaciones de venta de un total de 30 consejos emitidos, frente a los 4 neutrales y los 23 de compra.

Aitor Méndez es analista de IG Markets.

Te puede interesar