La Valorización del Purín, una solución económicamente muy interesante y beneficiosa para el medio ambiente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
/COMUNICAE/

El valor de los fertilizantes del purín de muchas granjas de porcino supera los 60.000€+iva al año. La valorización del purín es un proceso por el cual los agricultores y ganaderos pueden aprovechar y generar el máximo beneficio a partir de los fertilizantes presentes en el purin de las granjas y además minimizar su impacto medio ambiental haciéndolo compatible con la preservación de la flora y fauna y el medio hidrogeológico (acuíferos y cauces)

El purín no es más que las heces y orines del ganado que se produce de forma natural por la digestión y metabolismo de los animales de forma análoga a la de los humanos. Las diversas normativas prohíben su vertido directo a la red de alcantarillado (como hacen los humanos) y se deben de acumular en las granjas y explotaciones en fosas hasta que se les de un uso o tratamiento.

El principal problema que tiene el purín es su alto contenido en agua (incluso un 97% en según que tipos de ganado) lo que hace que su transporte y tratamiento sea muy caro ya que prácticamente solo se transporta o trata agua (que tiene poco valor).

Técnicamente es posible la utilización de purín para producción de electricidad (produciendo biogas) o para la elaboración de fertilizantes sólidos (mediante el compostaje) pero económicamente a día de hoy no son viables ya que la retirada del agua sobrante, depurada a un nivel que permita su vertido directo al medio es un proceso muy caro que absorbe el posible beneficio económico e incluso energético del proceso e incluso lo multiplica x10 o más.

Así pues casi la única solución para “deshacerse” del purín que se produce en las explotaciones ganaderas es su utilización como abono para las explotaciones agrícolas cercanas. ¿Por qué cercanas?, porque como se ha dicho el purín es casi solo agua y su transporte es muy caro por eso hay que tratar por todos los medios de hacer que la utilización y valoración del purín ser realice en la propia fosa de la granja y se aplique lo más cerca de la misma granja.

La Valorización del purin es un proceso tecnológico por el que se pasa de un subproducto ganadero de escaso valor a un fertilizante homogéneo de composición conocida. El purín valorizado se aplica en dosis controladas en función de las necesidades del cultivo, optimizando su uso como fertilizante, disminuyendo el impacto sobre las personas (olores) y propiciando un uso compatible con el medio ambiente.

El valor económico que puede llegar a tener el purin, si su uso es como fertilizante agrícola su valor económico se puede estimar como el precio de adquisición de los fertilizantes que forman parte de su composición cuyo valor es ligeramente superior a 15.000€+iva por cada 1.000 plazas de cerdo de cebo al año, como ejemplo, como se puede consultar en la web www.valorizatupurin.com.

Pero para poder llegar a obtener el valor se debe de pasar las 5 fases de la Valorización del purin, que se describen a continuación:

1º HOMOGENIZACIÓN que se debe de realizar mediante batidores de turbina o hidraúlicos como el Batialp.

2º ANÁLISIS del purin que va a indicar de forma clara la composición del mismo. Para realizar este análisis una de las mejores opciones es la plataforma AGROXCONTROL que permite analizar cuba a cuba además de mantener una calibración de cada fosa lo que aumenta de forma exponencial la precisión de un modo sencillo y económico.

3º PLANIFICACIÓN que tiene dos vertientes la ADMINISTRATIVA (las administraciones van a poner una serie de normas y límites a la aplicación de purin en campo en cuanto a dosis, fechas de aplicación, etc.) y la otra vertiente es la AGRONÓMICA, y es que depende del cultivo y de la época del año las necesidades del purin serán distintas y para optimizar la utilización y la valorización del purin se deberá ajustar a la época y dosis que requiera la planta en cada momento. Un concepto novedoso es el de la máquina FERTIFABRICA que permita la elaboración de Abonos Quimiorgáncios a partir del purin de las fosas de decciones ganaderas.

4º APLICACIÓN que tras la prohibición por el decreto 987/2017 de los tradicionales sistemas de plato o abanico se debe realizar mediante aplicadores adaptados a cada cisterna. Destacan a nivel nacional los aplicadores de la marca ALP por tener la gama más completa y adaptada a todos los tamaños de cisternas (en España existen equipos desde 3.000lts hasta 30.000lts) y para todos los tipos de purines (es muy distinto el de una granja de cerdo de cebo que casi no va a tener sólidos al de una lechería de la meseta norte con cama de paja y que genera un purin con alta carga de sólidos y muy trabado)

5º HIGIENIZACIÓN la ganadería intensiva moderna necesita unos altos niveles de bioseguridad para poder ser sostenible. Las cisternas y camiones podrían actuar como vectores de enfermedades animales entre las distintas granjas, es por eso que para una correcta valorización del purin, su impacto sobre la sanidad de la granja debe ser mínimo, por eso se recomienda limpiar e higienizar la cisterna cada vez que se cambie de explotación ganadera, para evitar problemas sanitarios.

En definitiva la VALORIZACIÓN DEL PURIN es un proceso que no es ni mucho menos sencillo, pero con la ayuda de la tecnología el agricultor y el ganadero pueden llegar a obtener unos ingresos extra a partir de lo que hasta ahora se había considerado un residuo, ayudando a mejorar la cuenta de resultado de su explotación.

Vídeos
BATIALP
FILTRO ALP
AGROXCONTROL
APLICADOR ALP

Fuente Comunicae

Te puede interesar