Mutuactivos activa un tramo de su fondo social para apoyar a las residencias de mayores de Cáritas en la lucha contra el coronavirus

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Mutuactivos, la gestora de fondos de inversión y de pensiones de Mutua Madrileña, ha activado la clase B de su fondo ‘Mutuafondo Compromiso Social FI’ para ayudar a Cáritas en la lucha contra la actual pandemia de coronavirus en sus residencias de mayores.

El patrimonio recaudado se destinará al proyecto “Cada gesto cuenta” en apoyo de las 30 residencias de mayores que la ONG tiene distribuidas por toda España y donde atiende a más de 2.600 personas mayores, según detalló la aseguradora este viernes.

Con los recursos aportados, Cáritas podrá adquirir material sanitario de seguridad (equipos de protección, guantes, batas, gel hidroalcohólico para desinfección manos, desinfectantes, etc.), alimentos no perecederos, ropa y material de cama, personal de enfermería y de seguridad.

Asimismo, podrá reforzar su equipo humano con más personal de seguridad, asistentes y enfermeros para, además de prestar los servicios requeridos, contribuir “a luchar contra el aislamiento y el sentimiento de soledad de estas personas, que en estos momentos no pueden recibir visitas de sus seres queridos”.

Cáritas recibirá una primera donación del fondo a finales de abril y posteriormente en donaciones mensuales, equivalentes al 100% de las participaciones suscritas en el fondo.

‘Mutuafondo Compromiso Social’ es el primer fondo 100% solidario del mercado español y fue lanzado a finales de 2019. Su objetivo es recaudar dinero con fines sociales y el vehículo no cobra comisión o gasto alguno ni por gestión ni de depositaría.

La Fundación Mutua Madrileña se encarga de seleccionar los proyectos a los que se destinarán las donaciones en base a los rigurosos criterios que ya tiene implantados y velando en todo caso por su viabilidad. Ahora lo activa por vez primera su clase B, creada para necesidades sociales urgentes por emergencia o catástrofes como es la pandemia.

La clase A es para mantener un patrimonio estable en el fondo para proyectos sociales en su globalidad, la clase C contribuye a financiar el proyecto de investigación de la leucemia infantil impulsado por la Fundación Unoentrecienmil y el D dona las participaciones del fondo a Unicef, quien destinará el capital a su proyecto Escuelas para África-Guinea Bissau.

Te puede interesar