Cáritas insiste en el Ingreso Mínimo Garantizado para las familias más afectadas por la crisis del Covid-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Cáritas insistió este martes al Gobierno que impulse un Ingreso Mínimo Garantizado para las personas vulnerables más expuestas a los efectos de la crisis del Covid-19 y que además sea equivalente para todo el Estado y se mantenga en el futuro.

En un comunicado, la organización católica recordó que ya trasladó esa propuesta al Ejecutivo en los primeros días tras la declaración del estado de alarma, demanda que ahora aborda de manera más detallada en el documento ‘Covid19: una crisis que exige una respuesta en forma de Ingreso Mínimo Garantizado’, con el que llama a la colaboración y al compromiso de las distintas administraciones públicas y, en especial, de los gobiernos de las comunidades autónomas, a colaborar en el desarrollo, puesta en marcha y tramitación de este Ingreso Mínimo Garantizado.

Cáritas, que lleva años reclamando esa medida, indica que ese ingreso es “la última red de protección social de las personas y familias, algo que desde la Unión Europea se nos viene reclamando desde hace años”.

Tras pedir la prórroga automática de las rentas mínimas concedidas desde las comunidades autónomas y las que tendrían que ser renovadas en marzo y abril, ahora Cáritas, vistos los efectos económicos y sociales de esta crisis, cree que “es urgente ir más allá, y solicitar un incremento decidido de la capacidad protectora sobre las familias que ya vienen sufriendo las situaciones de pobreza y exclusión social, pero también sobre aquellos sectores sociales que están cayendo en situaciones de riesgo”.

La organización concreta que los destinatarios de ese Ingreso Mínimo Garantizado deben ser, por ejemplo, hogares sin ingresos en situación de pobreza, los que tengan pocos ingresos por la precariedad laboral y los que tienen hijos a cargo.

Te puede interesar