Garzón cree que la pandemia “ha desbordado” a España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, reconoció este martes que la pandemia de coronavirus “ha desbordado” a España y anunció que el Ejecutivo tomará medidas “cuanto antes, mejor” para controlar los precios de algunos productos y servicios de primera necesidad como las mascarillas, que han aumentado de forma sustancial desde el inicio de la crisis sanitaria.

Así lo expresó Garzón en el transcurso de una entrevista en ‘Las Mañanas de RNE’ en la que añadió que ya existe una ”propuesta sobre la mesa” que los técnicos de su departamento están estudiando y criticó las “excepciones” que suponen el comportamiento de “algunas empresas y actores” dentro de la cadena de valor que, a su juicio, “han aprovechado” la pandemia para “especular y subir precios de productos de alta demanda” al verla como “fuente de beneficios” y utilizarla “no para arrimar el hombro, sino para intentar aumentar su cuenta de beneficios”.

En este sentido, lamentó los “casos dramáticos” de algunas funerarias que han incrementado en hasta 2.000 euros el importe de sus servicios, una situación contra la que el Gobierno “actuó con rapidez” para controlarla. No obstante, reconoció que existen “fenómenos similares” en torno a productos y artículos como guantes, geles o mascarillas.

Garzón admitió que es necesario “ser humildes” y admitir que la situación “ha desbordado” a todo el mundo y explicó que las recomendaciones de la OMS, que ahora aconseja la extensión del uso de la mascarilla a toda la población, han “cambiado en función del mejor conocimiento que vamos teniendo de un virus absolutamente desconocido hace unas semanas”.

Así, estimó “muy probable” que una de las próximas medidas a adoptar por parte del Ejecutivo sea recomendar el uso “extensivo” de mascarillas, pero recordó que la producción “lleva sus tiempos”. “Está muy centralizada en pocos actores”, dijo, para puntualizar que el Gobierno central está realizando un “desembolso muy importante” para adquirirlas a terceros países.

Tras defender que España ha “cumplido al 100%” las recomendaciones sanitarias y científicas, aseveró que el Ejecutivo lo está “haciendo bien”, tal y como afirmó la OMS, puesto que, a su juicio, la respuesta “se está adaptando”, lo que le sirvió para afirmar que España “avanza por el camino correcto”.

INGRESO MÍNIMO VITAL

En otro orden de cosas, con respecto a la futura aprobación del Ingreso Mínimo Vital, matizó que es una propuesta que se está “elaborando y madurando” y que el país se encuentra en una fase de “protección” a la ciudadanía como consecuencia “no sólo de la pandemia, sino también de sus efectos económicos”. “Cualquier medida en este sentido está bajo el paraguas de la protección a la ciudadanía en términos económicos para pasar a la segunda fase” de recuperación de la economía que, advirtió, “esperemos que sea los más rápida posible una ve superada esta crisis sanitaria”.

Garzón dijo percibir un “consenso muy amplio” en torno a esta medida a pesar de que existen “diferentes opiniones” en el Consejo de Ministros. “En estas semanas muy complicadas hemos demostrado que hemos actuado con determinación”, agregó, al tiempo que señaló que también en la actual fase de protección de la ciudadanía urge “encontrar cómo financiar esa protección”. “Ese es el debate que hay ahora mismo en toda Europa”, destacó, al tiempo que recordó que se trata de “compartir una salida social a la crisis por parte de todos los países europeos”.

“Este es un problema que nos afecta a todos y exige medidas de protección y de financiamiento de la reacción económica que sean conjuntas”, espetó, para instar a los países del norte de Europa a “entender que hace falta establecer fondos adecuados, que no sean préstamos para la protección de la clase trabajadora”. “No sólo por cuestión ética y moral de no desatender a la ciudadanía, sino también porque es la única forma de recuperar la economía”, precisó, para, a continuación, señalar que, “cuanto más contundentes y globales sean las medidas económicas, mucho mejor”.

Para el titular de Consumo es crucial “no repetir los errores que se cometieron en 2008, de medidas de austeridad y recortes” y, en este sentido, abogó por implementar políticas de estímulo “keynesianas”. “Los recursos a préstamos no es la mejor fórmula, porque hacen falta inversiones que no condicionen a recortes posteriores, sino que tengan capacidad de ser generadoras de una deuda mutualizada”, corroboró.

A este respecto, se decantó por que el propio Banco Central Europeo pueda formar parte de esa forma de financiación de la deuda que, “necesariamente, se va a generar”. “Esto no puede ser un perjuicio para los próximos años sino algo atajado desde el primer momento”, resaltó, convencido de que “técnicamente se puede” y sólo hace falta “voluntad política”.

Garzón aseguró que Pedro Sánchez está haciendo “esfuerzos” para alcanzar un acuerdo en este sentido porque, a su juicio, “es necesario y el futuro de la UE está muy vinculado a que esta decisión sea la correcta”. “Si en momentos tan dramáticos, la UE sólo ofrece préstamos o fórmulas no efectivas para la magnitud de lo que tenemos presente es posible que crezca el antieuropeismo”, zanjó.

Te puede interesar