El fondo de 1,5 billones que propone el Gobierno podría ser más asequible, según un profesor de EAE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Juan Abellán, profesor de EAE Business School, cree que “la medida que propone el gobierno español de crear un fondo europeo de 1,5 billones, en lugar de la emisión de coronavirus, es mucho más asequible para los países del norte”. Esgrime varios argumentos: 

Se trataría de un endeudamiento directo de la UE que no necesitaría pasar, para ser aprobado, por los distintos parlamentos porque no va en contra de las constituciones de algunos países, como ocurre en el caso de Alemania.

Es una deuda sin vencimiento y a unos tipos de interés realmente bajos porque la calidad crediticia de la UE lo podría permitir.

¿Cómo se repartiría? No se plantea que el reparto se realice según el PIB de cada país, sino según cómo cada uno ha sido afectado por la crisis del coronavirus y las necesidades que tiene.

¿Cómo se pagaría? La deuda la pagaría cada país a la UE mediante impuestos.

¿Dónde se va a dirigir este dinero? Iría directamente para paliar el daño que se ha producido en empresas, pymes, autónomos, pagar paros, ERTES y todas las necesidades que está produciendo el coronavirus en los diferentes países.

“Este fondo trata de solucionar un problema que tenemos en la UE: por un lado están los países del norte, que han hecho sus deberes. Estos países, cuando han tenido ingresos han reducido su deuda, se han endeudado menos y por tanto cuentan con una mejor calidad crediticia para los posibles endeudamientos que se puedan producir.  Por otro lado los países del sur, que no hemos hecho nuestros deberes, hemos seguido aumentando nuestra deuda y nuestro gasto hasta desembocar en la situación actual. En una situación de crisis, tener un endeudamiento alto hace más difícil que podamos solicitar a los mercados nueva deuda porque  su precio es mucho más alto”, indica.

Tener distintos precios entre un país y otro dentro de la UE implica directamente diferentes condiciones y afecta a la competitividad, explica. “La propuesta del gobierno español podría ser una solución para homogeneizar la deuda de todos los países que formamos la Unión”, concluye.

 

Te puede interesar