El sector de la ferretería y el bricolaje pide que le dejen abrir ya

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

Los principales operadores que integran el sector español de ferretería y bricolaje, liderados por ADFB (Asociación de Distribuidores de Ferretería y Bricolaje) y AFEB (Asociación de Fabricantes de Bricolaje y Ferretería), han unido sus fuerzas para reivindicar su papel fundamental en la sociedad en un momento de crisis global sin precedentes, como es el caso de la actual pandemia.

Por ello, ambas asociaciones y las principales agrupaciones y distribuidoras del sector, han remitido una carta conjunta al Ministro de Sanidad, Salvador Illa, y a la Secretaría de Estado de Comercio, en la que subrayan que las ferreterías y los centros de bricolaje son las farmacias del hogar” y abastecen de productos de primera necesidad, sin los que ninguna vivienda puede seguir funcionando. Esto resulta especialmente importante en el actual periodo de confinamiento motivado por el COVID-19.

Ambas asociaciones recuerdan que el sector de ferretería y bricolaje “está capacitado para realizar una apertura controlada, con el requisito de velar por la seguridad de clientes y empleados, evitando la propagación de la enfermedad”. En definitiva, solicitan que se permita una apertura ordenada, ahora que la situación de emergencia va remitiendo, y que el sector de ferretería y bricolaje sea declarado prioritario.

En España, el sector de ferretería y bricolaje se compone de casi 8.000 puntos de venta (pequeños, medianos y grandes) y proporciona empleo directo a unas 150.000 personas, entre comercios y fabricantes. Todas nuestras tiendas son fundamentales en la lucha contra la pandemia”, explican las organizaciones del sector en la carta enviada al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, porque ofrecen a los ciudadanos productos de primera necesidad”, según la definición recogida por la jurisprudencia del Tribunal Supremo y el Real Decreto 1507/2000, de 1 de septiembre (en vigor y actualizado a febrero de 2008).

En muchos países europeos, las tiendas de ferretería y bricolaje permanecen abiertas en la actualidad. Es el caso de Portugal, Italia, Bélgica, la mayor parte de Alemania, Dinamarca, Finlandia, Holanda, Noruega, Polonia, Bulgaria, Ucrania, Estonia, Islandia, Croacia o Letonia. Y cada día se suman nuevos países. En algunos casos, con limitaciones horarias o de aforo.

¿Por qué son un sector prioritario las ferreterías y los centros de bricolaje?

Las organizaciones firmantes del comunicado recuerdan que los productos relacionados con la electricidad, la fontanería o la climatización resultan esenciales. Las tiendas del sector ofrecen este tipo de artículos, tanto a particulares como a profesionales.

Además, ferreterías y centros de bricolaje proveen también de productos para luchar contra el contagio, como lejía, guantes, productos de limpieza, etc… La industria alimentaria, la logística e incluso los hospitales necesitan mantenimiento. Para dicho mantenimiento son esenciales nuestras tiendas”, aseguran en el comunicado.

Todo ello sin olvidar que, justo en un momento en el que las personas se encuentran confinadas en el hogar, es cuando estos pueden necesitar mantenimiento y mejoras. Permitamos a nuestros ciudadanos mantener y mejorar su hogar (pintura, electricidad, iluminación, fontanería, jardín…), aprovechando así este valioso tiempo que las circunstancias nos obligan a tener. En muchos municipios pequeños, nuestras tiendas son el único lugar que les permite limpiar, desinfectar y mantener sus hogares”.

Te puede interesar