En SURPANELCOLD aumenta un 300% la demanda de cámaras para la conservación de cadáveres debido al COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
/COMUNICAE/

Ante el colapso de las instalaciones destinadas a la conservación de cadáveres, existen soluciones alternativas de gran eficacia como las cámaras patológicas

La llegada del Covid-19 a España ha puesto a prueba el sistema sanitario del país. La creciente cifra de contagiados por coronavirus ha provocado que los hospitales se hayan visto desbordados y desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, la cifra de fallecidos por coronavirus ha aumentado progresivamente hasta ascender en la actualidad a 21.717 personas.

Por el momento, Madrid es la ciudad con mayor número de fallecidos. Tras la imposibilidad de las funerarias para cumplir sus plazos habituales, desde hace unas semanas funciona como morgue provisional el Palacio de Hielo. Además, hace escasos días la Comunidad de Madrid ha puesto a disposición de las autoridades sanitarias una segunda morgue en el edificio previsto para acoger la Ciudad de la Justicia de Valdebebas. Estos dos espacios están destinados a albergar cadáveres de personas fallecidas por el Covid-19, a la espera de que las funerarias se puedan hacer cargo de ellas.

El desbordamiento de las instalaciones para la conservación de cadáveres está siendo un hecho notorio en todo el país, con mayor incidencia en la capital, pero de forma extensible también al resto de comunidades autónomas. Ante esta complicada realidad, y con el objetivo de mitigar el dolor de los familiares de las víctimas y aliviar la situación de colapso en hospitales y funerarias, existen interesantes soluciones para la conservación de cadáveres como las Cámaras Patológicas.

La empresa SURPANELCOLD comercializadora de productos de la marca VIZUETE, ofrece una eficaz solución para la situación que se está viviendo en España debido al coronavirus. La Cámara Patológica, es un habitáculo construido con paneles aislantes que protege los cuerpos y/o cadáveres a temperatura controlada, desde el instante del fallecimiento hasta el momento de ser preparado para la incineración, sepultura o enterramiento.

El equipo está compuesto de tres partes fundamentales para su correcto funcionamiento: el recinto frigorífico, la estructura interior y la máquina de frío. Dichas partes están concebidas y preparadas para su puesta en marcha de manera independiente y sin necesidad de ningún tipo de obra o accesorio complementario.

Debido a la óptima resolución que dichos productos están ofreciendo en estos momentos en España, se ha disparado la demanda de los mismos en un 300% respecto al mismo período del año anterior.

MediaKit

Fuente Comunicae

Te puede interesar