¿Cómo mantener el inventario de tus productos bajo control?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Cuando tenemos un negocio, la gestión de nuestro stock, suele producirnos un pequeño quebradero de cabeza. Pero no tiene porqué ser así. Con una planificación sistemática lograrás tener el stock bajo control. Por eso, en este artículo te daremos unos consejos e ideas para que puedas controlar tu stock en un cerrar y abrir de ojos, sin ningún problema.

Consejos para controlar el stock de nuestro negocio

Lo primero que tienes que hacer es realizar un listado con todos los productos que utilizas y clasificarlos por categoría. Te facilitará las cosas a la hora de tu organización interna y de la planificación de tu inventario.

Disponer de ese listado ayudará a que ninguno se quede fuera en el momento de realizar las compras. De la misma manera que clasificarlos según su importancia te permitirá tener en cuenta cuáles son los productos necesarios e indispensables para el desarrollo de tu negocio. Por lo tanto, deben ser artículos que nunca deben faltar en tu actividad.

Intenta crear una estadística donde se refleje cuántos productos has usado durante el mes e incluso durante el año.

Tienes que saber que algunos proveedores locales tardan 24 horas en despachar sus productos, pero otros pueden tardar hasta una semana en entregar sus pedidos, independientemente de las fechas en las que nos encontramos, incluido fechas navideñas ya que tienen una gran demanda.

Por ese motivo es importante tener un informe y una estadística bien detallada, porque será clave para saber cuál es el ritmo de gasto del artículo y con cuánto tiempo de anticipación deberías comprar. De acuerdo con la información de la estadística establece una cantidad de inventario mínimo y máximo.

Disponer de esos parámetros evitará que te quedes sin productos en stock de forma imprevista como también evitará que tengas demasiados productos en stock que en un periodo de tiempo determinado pudieran caducar.

Métodos para un mejor control de stock

Utiliza el método FIFO

Si tu negocio tiene productos perecederos o con fecha de caducidad, tu método debe ser el First-in First-Out o FIFO.

¿En qué consiste? En vender en primer lugar los productos con mayor antigüedad de tu almacén.

La fecha de caducidad o de fabricación es lo más importante de un correcto funcionamiento de un almacén. Tendrás que etiquetar los productos y organizar correctamente el espacio para que no se mezclen mercancías. Ya que, de lo contrario, puedes correr el riesgo de tener unas estanterías llenas de producto caducado.

Haz uso de la tecnología especializada en el sector

Hoy en día tenemos la suerte de disponer de numerosos programas de gestión de almacén o control de stock que permiten realizar el trabajo de forma más rápida y eficaz. Interviniendo la tecnología, cambiaría muchísimo la logística de tu empresa: Se automatizan procesos, los datos se actualizan en tiempo real, se reduce el margen de error… Sería muy buena opción implantar este tipo de programas para gestionar tu stock.

Obtén beneficios de tus productos

Revisa tus productos y fíjate en los que mayor demanda tengan, qué ventas y beneficios generan y ofrece paquetes con productos y promociones que incentiven la venta. Actuando con las herramientas correctas podrás definir estrategias que te produzcan beneficios.

Haz tus propios pronósticos

La clave de llevar una gestión de stock impecable es poder ser capaz de hacer pronósticos acertados sobre la evolución de tu negocio. El histórico de ventas y análisis de datos resulta imprescindible, así como el conocimiento y la experiencia en el sector.

Todos estos consejos te ayudarán a gestionar tu stock con eficiencia y éxito. Ahorrarás tiempo y dinero. Un almacén organizado e informatizado puede ser la solución de muchos problemas a los que te enfrentas cada día. Introduce algunos de estos consejos poco a poco, y, con el tiempo, verás como obtienes mejores resultados.

Te puede interesar