El condado de Alameda, California, ordena el cierre de la planta de Tesla después de que reabriera sin autorización

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

El condado de Alameda, en el estado de California, ha ordenado a Tesla que cese la producción en su factoría de Fremont después de que el fundador de la compañía, Elon Musk, decidiese ignorar las órdenes de las autoridades y reanudar el montaje de vehículos a pesar de las prohibiciones que existen para frenar los contagios por la COVID-19.

El periódico “San Francisco Chronicle” reveló este martes que las autoridades del condado han ordenado por escrito a los responsables de la factoría que cesen las operaciones.

El lunes, Musk, que ha calificado de “fascistas” las órdenes de confinamiento dictadas por las autoridades estadounidenses para ralentizar la propagación de la COVID-19, ordenó la reapertura de la factoría y declaró en Twitter que estaba dispuesto a ser arrestado por violar la prohibición del condado a reanudar las operaciones.

Este martes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tomó partido en favor de Musk y escribió en Twitter que “California debería permitir a Tesla y Elon Musk abrir la planta AHORA. Puede hacerse de forma rápida y segura”.

Musk respondió a Trump con un “¡gracias!” y añadió que “no es frecuente que el gobernador de California y el presidente estén de acuerdo”.

También en Twitter, Musk dijo que el lunes fue “perfecto” en la factoría de Fremont, donde trabajan unas 10.000 personas y que estaba cerrada desde el 23 de marzo.

Te puede interesar