Mike Ryan: “Hay que elegir entre el sistema sanitario o la economía”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció este miércoles que el coronavirus ha tenido una especial incidencia en residencias de mayores alrededor del mundo, unos centros que “no hemos logrado proteger” y que supone una “tragedia” porque “han muerto muchas personas en ellos”.

“Es cierto que no hemos logrado proteger a estos centros de la enfermedad. Una vez entra, es difícil prevenir la transmisión. Muchas personas han muerto en ellos y es algo que debemos encarar a medida que los países entren en otra etapa. Es una tragedia”, declaró el director ejecutivo del Programa de Emergencias de la OMS, el doctor Mike Ryan, en una rueda de prensa celebrada en Ginebra.

Preguntado por las muertes en residencias de ancianos de Estados Unidos, el doctor Ryan aseguró que “las muertes en residencias han ocurrido en todo el mundo y son una tragedia”. Y es que “en ocasiones, el personal en estos centros es muy reducido y no está suficientemente preparado”, añadió.

Sobre las medidas de desescalada impulsadas en muchos países, la OMS insistió en que debe hacerse de forma paulatina, ya que los países deben tener presente que “hay que elegir entre el sistema sanitario o la economía”. Asimismo, señaló que la Sanidad podría recuperarse de un segundo confinamiento si existen rebrotes, pero “no sé si el sistema económico sería capaz de recuperarse”.

En este sentido, dijo que “si al acabar el confinamiento vuelven a llenarse los hospitales, no se está entrando en un sistema de prueba y error, sino en un sistema directamente erróneo” y “no tenemos que acabar contando el número de cadáveres en las morgues”, sino “ajustar las medidas de salud pública” y mantener “una vigilancia absoluta” de la pandemia.

Asimismo, la OMS aseguró que “queda un largo camino hasta la llamada nueva normalidad” y afirmó que la agencia de Naciones Unidas “no reducirá el nivel de alerta hasta que tengamos un control significativo del virus, robustos sistemas de vigilancia y sistemas de salud pública más fuertes”.

“GRUPOS REACCIONARIOS”

Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, mostró su preocupación por el “auge de grupos reaccionarios” que se caracterizan por un negacionismo de la pandemia, así como por un “aumento de la discriminación”.

“Hay personas que se sienten empoderadas o con derecho a expresar sus frustraciones contra personas que están tratando de ayudar a la sociedad. Eso pasa por falta de información, pero otras veces son actos insensatos de discriminación violenta”, advirtió el doctor Tedros. “Hemos de resistir a estos ataques”, agregó.

Por último, el director general de la OMS hizo un llamamiento para invertir en atención primaria “como la mejor defensa contra brotes y otras amenazas a la salud que enfrentan a las personas en todo el mundo todos los días”.

Te puede interesar