La banca española empeora su rentabilidad debido al Covid-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

La firma global de servicios profesionales Alvarez & Marsal (“A&M”) anuncia hoy los resultados de la décima edición del prestigioso informe “El Pulso de la Banca Española”. El informe analiza la evolución de los 12 principales bancos españoles durante el primer trimestre de 2020, destacando los indicadores clave de rendimiento de la industria bancaria española. El Pulso, puntúa a cada uno de ellos en función de los KPIs relacionados con cada área de análisis.

En esta edición, la consultora concluye que las entidades españolas se han visto afectadas por la crisis del COVID-19, empeorando su margen de intereses, rentabilidad, riesgo y solvencia. Sin embargo las doce principales entidades financieras de nuestro país han mejorado su liquidez, eficiencia y ratio de morosidad. El sector presenta una mejora en ingresos comparado con el trimestre anterior reflejada en el incremento de los resultados operativos de Abanca, Kutxabank, Sabadell, Ibercaja y Liberbank, mientras que Cajamar, Caixabank, Unicaja, y BBVA presentaron una reducción en su Margen Ordinario durante el primer trimestre de 2020.

Sólo una de las 12 entidades analizadas mejoró su puntuación global respecto al cierre del ejercicio anterior, gracias a la mejora de su liquidez, eficiencia y riesgo. Tres entidades empeoraron su puntuación, mientras que el resto de los bancos analizados se mantuvieron estables en el trimestre.

La crisis del COVID-19 ha impactado fundamentalmente en el coste de riesgo de las entidades, que a su vez ha provocado un descenso en la rentabilidad, reflejado en las ratios ROE (Return on Equity) y ROA (Return on Assets). Para predecir el alcance de este impacto a futuro, A&M ha desarrollado varios modelos que muestran la evolución esperada de los bancos españoles en diferentes magnitudes. En este sentido, se espera que la ratio de morosidad y el coste de riesgo sigan aumentando, mientras que los márgenes de interés y la solvencia continuarán cayendo. Además, se estima que la eficiencia de la banca empeore, debido fundamentalmente a la caída de ingresos y el mantenimiento de los costes.

 

Tendencias clave del primer trimestre de 2020

Según se desprende del informe “El Pulso de la Banca Española”, de Alvarez & Marsal, las principales entidades financieras de nuestro país han mejorado su liquidez, presentando mayores ratios de LCR.

La banca española ha aumentado en media un 1% los préstamos, mientras que los depósitos han disminuido un 0.4%. Este balance ha impulsado el incremento de la ratio de préstamos sobre depósitos (LDR). En este sentido destaca Kutxabank, que ha sido el que más ha visto incrementado esta ratio, mientras que Cajamar ha presentado la mayor caída.

El Margen de intereses (NIM, por sus siglas en inglés) se ha visto reducido en 6 puntos básicos hasta el 1,13% en el primer trimestre del año, ya que todos los bancos, a excepción de Liberbank han sufrido esta caída. Bankia, con un descenso de 10 puntos básicos, es la entidad que encabeza esta lista. Esto se explica por el descenso en el rendimiento del crédito mayor al del coste de los fondos.

A pesar de la caída en el margen de intereses, el resultado operativo de la industria se ha incrementado en un 12,4% durante el primer trimestre del año, debido a la importante caída sufrida en los últimos 3 meses del año pasado por la contribución al Fondo de Garantía de Depósitos. Abanca y Kutxabank lideraran esta mejora, mientras que Cajamar y CaixaBank y son las entidades que más han visto reducido su Margen Operativo.

El incremento en el resultado operativo ha llevado a un descenso (mejora) de la ratio de eficiencia que cae por debajo del 60%, mientras que durante el último año esta se había mantenido en torno al 62%. Ibercaja y Abanca son los bancos que han presentado un mayor descenso, alcanzando una caída de 25%; mientras que Cajamar y BBVA empeoran su ratio de eficiencia en un 6,1% y 4,9% respectivamente.

Al igual que en los últimos doces meses, la ratio de morosidad ha continuado su tendencia descendente, aunque esta vez se explica fundamentalmente por el incremento del crédito. De entre las doce entidades analizadas, Abanca (2,7%), Bankinter (2,9%), y Kutxabank (2,9%) son las que cuentan con una ratio de morosidad menor (NPL ratio, por sus siglas en inglés). Según establece la Autoridad Bancaria Europea el umbral adecuado de la ratio de morosidad debe de estar por debajo del 5%. De acuerdo con el informe elaborado por Alvarez & Marsal, Liberbank (3,2%) Caixabank (3,8%), Ibercaja (3,9%), BBVA (4,3%), Sabadell (4,8%), Unicaja (4,6%), y Bankia (4,8%) también se posicionan dentro del umbral establecido por la EBA. Por contra, Cajamar (6%) y Banco Santander (6,9%) son las únicas entidades que superan este umbral. Con todo, la ratio de morosidad del conjunto de las entidades españolas analizadas mantiene una tendencia descendente, hasta situarse en el 4,6% a 31 de marzo, casi 100 puntos básicos menos respecto al final del primer trimestre de 2019.

En lo referente a la rentabilidad sobre recursos propios, solamente Abanca e Ibercaja han mejorado su ROE (Return on Equity) de forma significativa, por lo que la media de la industria ha descendido del 7,5% al 3,7%. BBVA ha sufrido la mayor caída seguido de CaixaBank y Sabadell, mientras que Abanca, Bankinter y Santander han experimentado crecimientos mostrando ROEs alrededor del 10%. Este descenso en el ROE se explica por la caída en ROA (Return on Assets), que a su vez ha disminuido por el aumento del coste de riesgo, incrementado en 56 puntos básicos hasta el 0,86%. A&M concluye que este incremento en el coste de riesgo se ha producido por el impacto del COVID-19, donde BBVA ha sido la entidad más afectada con un aumento de 103 puntos básicos, o lo que es lo mismo, cinco veces más que antes de la irrupción del COVID-19. Destaca el caso de Bankia, que había sufrido un descenso de 10 puntos básicos antes de la crisis del COVID-19 que han sido compensados con el incremento un 40 puntos básicos sufrido tras el inicio del estado de alarma.

La solvencia del conjunto de la banca española también presenta un ligero descenso de 20 puntos básicos hasta el 12,10%, abandonando así la tendencia ascendente que había experimentado a lo largo de 2019. BBVA experimenta el mayor descenso en su solvencia, seguido de Ibercaja y Kutxabank. Solamente Santander presenta una ligera mejora en su solvencia de 17 puntos básicos, mientras que el resto de entidades se mantienen estables o empeoran moderadamente.

Según Fernando de la Mora, Managing Director y Head de Alvarez & Marsal España y Portugal: “Estamos viviendo momentos de incertidumbre sin precedentes para la economía y que generarán fuertes impactos en el sector financiero. Al ya existente reto de rentabilidad del sector, se le sumará el de riesgo de crédito con mayores provisiones para las carteras de consumo y empresas. La banca española deberá articular las herramientas necesarias para enfrentar estas dificultades; aplicar estrategias mejoradas de fijación de precios, medidas disruptivas de reducción de costes, una gestión activa de carteras en riesgo, así como una optimización de capital basadas en flexibilidad regulatoria y optimización de las ayudas públicas; todo ello acompañado de medidas de gestión de la reputación y la conducta de las entidades”.

Te puede interesar