¿En qué consiste el análisis técnico en trading?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción
El análisis técnico es un método reconocido que se utiliza para anticipar o pronosticar la dirección que tomará el precio de un activo financiero a partir del comportamiento histórico del mismo.
Con el análisis técnico se examinan los precios, los volúmenes negociados y los marcos temporales. Para ello, se utilizan indicadores gráficos -como el indicador estocástico– y estadísticas, junto a otras herramientas. A partir de ahí, se toman decisiones de inversión o se determina la estrategia de trading. 
Con estas herramientas, podremos analizar el comportamiento histórico, lo que nos permitirá identificar patrones en los movimientos de precios y tomar decisiones basadas en el supuesto de que estos patrones se repetirán en el futuro.
Los 3 principios del análisis técnico son:
  • El precio lo descuenta todo
  • El precio se mueve en tendencias
  • La historia se repite
El análisis técnico se puede dividir en dos grupos principales:
  • El análisis estadístico, que utiliza indicadores técnicos y fórmulas matemáticas vinculadas a los precios del mercado de valores.
  • El análisis gráfico: también llamado chartismo, consiste en el análisis de curvas de precios, buscando configuraciones particulares.
Encontrar el mejor indicador técnico para es muy difícil porque hay cientos de ellos y su elección dependerá de la estrategia y el estilo del trader. No obstante, podemos enumerar unos pocos de ellos en base a su popularidad:
  • EMA o Media Móvil Exponencial. Es uno de los indicadores más básicos y también más utilizados, sobre todo por traders principiantes. Este indicador calcula el precio durante un periodo determinado, a elección del trader, pero le da más peso a los precios más recientes.
  • MACD. Uno de los más populares, utilizado tanto por expertos como principiantes, creado a partir de dos EMAs, es un indicador de tendencia. El MACD captura la tendencia y muestra la relación entre dos medias móviles de los precios. El MACD es particularmente eficiente en los mercados con tendencia más o menos clara, ya que puede dar señales falsas en mercados laterales o de rango. En el mercado de divisas este indicador ofrece buenos resultados en los pares EURUSD, GBPUSD o USDJPY y se puede usar en distintos estilos, tanto en scalping, intradía o en swing trading.
  • Bollinger Bands. Se trata de un canal de volatilidad cuya paternidad corresponde a John Bollinger. Una banda de Bollinger se ajusta a la volatilidad del mercado: se ensancha según aumenta la volatilidad y se reduce a medida que ésta disminuye. En base a esto, iniciará una posición larga si el precio, el día anterior, cierra por encima de la parte superior del canal, y una corta si el día precedente el cierre está por debajo de la parte inferior de la banda.
  • También muy popular es el indicador de retrocesos Fibonacci, basado en la tesis de que tras un movimiento agresivo el mercado tendrá muchas probabilidades de retroceder en unas proporciones concretas.
  • Otro indicador que gusta mucho en la comunidad de trading son los fractales. Al igual que los retrocesos y expansiones Fibonacci, los fractales se basan en la idea de que los mercados financieros siguen un patrón que se repite a niveles inferiores. Con la ayuda de este indicador puedes encontrar tendencias o determinar puntos de reversión del precio con relativa precisión.
Lo mejor que puedes hacer antes de elegir uno de estos indicadores, es intentar conocerlos bien, estudiarlos y familiarizarte con ellos. A pesar de que todos estos indicadores pueden pronosticar la dirección del precio, no existe ningún indicador 100% perfecto. Los precios en los mercados financieros están determinados por una gran variedad de factores, incluidos factores fundamentales como los eventos geopolíticos, desastres naturales o crisis económicas. Por eso, es recomendable completar el análisis técnico con el análisis fundamental.

 

Te puede interesar