La economía española registró en su balanza de pagos un déficit de 900 millones en mayo, según el Banco de España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

El pasado mayo la economía española registró un déficit de 900 millones de euros, frente al superávit de 4.000 millones del mismo mes de 2019, según los datos de la balanza de pagos publicados este viernes por el Banco de España.

El organismo supervisor indicó, tal y como recoge Servimedia, que el saldo de la balanza por cuenta corriente, que incluye los ingresos y pagos con el exterior por las exportaciones e importaciones de bienes y servicios y por las rentas primaria y secundaria, fue de 800 millones, frente a los 3.800 millones de mayo de 2019.

Por componentes, el saldo de bienes y servicios fue de 1.400 millones, frente a los 4.500 millones del mismo mes del año anterior. El saldo del turismo en particular pasó de los 4.900 millones de mayo de 2019 a ser nulo en mayo de 2020, con una tasa de variación interanual registrada para ingresos y para pagos del -100% por segundo mes consecutivo. Para el resto de bienes y servicios, las caídas fueron del 34% en las exportaciones y del 39% en las importaciones.

El saldo de las rentas primaria y secundaria fue de 700 millones, con signo negativo, muy cerca de los -600 millones de mayo de 2019. Por su parte, la cuenta de capital mostró un superávit de 200 millones.

ACUMULADO

En términos acumulados de doce meses, en el mes de mayo de 2020, el saldo de la capacidad de financiación alcanzó 22.000 millones, frente a los 26.600 millones acumulados en mayo de 2019. En los mismos términos, el saldo de la cuenta corriente fue de 18.100 millones, inferior a los 20.500 millones de un año antes. El saldo acumulado de bienes y servicios alcanzó los 27.200 millones, por debajo del registrado hasta el mismo mes del año anterior (31.400 millones).

En mayo de 2020 el saldo de la cuenta financiera excluyendo el Banco de España mostró una salida neta de fondos de 11.700 millones. La mayor aportación a este saldo fue la de la inversión de cartera (que se materializa en valores negociables no incluidos en reservas ni en inversión directa), que presentó un saldo de 6.700 millones, debido principalmente a un aumento de los activos (9.800 millones). La otra inversión, que incluye, fundamentalmente, préstamos y depósitos, presentó un saldo positivo de 1.700 millones, resultado de un aumento de los activos (7.100 millones) superior al de los pasivos (5.4000 millones).

La cuenta financiera del Banco de España frente al exterior registró un saldo neto de 15.300 millones. En términos acumulados de 12 meses, en mayo de 2020, el saldo neto de la cuenta financiera excluyendo el Banco de España fue de 44.700 millones, frente a los 40.500 millones registrados en mayo de 2019.

La mayor aportación a este saldo fue la de la otra inversión, con una contribución de 67.500 millones, destacando las inversiones netas en el extranjero de los residentes en España (que alcanzaron en el periodo los 75.600 millones, frente a los 61.400 millones acumulados hasta mayo de 2019).

El saldo positivo de la otra inversión se vio en parte contrarrestado por el de la inversión de cartera, que registró una aportación de -18.300 millones, debido a un aumento de las inversiones en España por parte de no residentes, superior al de las inversiones en el exterior de los residentes (70.100 millones frente a 51.900 millones).

La inversión directa mostró un saldo acumulado de 11.400 millones debido a un incremento de los activos superior al de los pasivos. El saldo de la cuenta financiera del Banco de España frente al exterior se situó en -33.500 millones.

Te puede interesar