Abanca ganó 133 millones hasta junio, un 46,8% menos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Alfonso de la Mata

Abanca obtuvo en los primeros seis meses de 2020 un beneficio atribuido de 133 millones de euros, un 46,8% menos que los 250,1 millones obtenidos en idéntico periodo de 2019.

Según informa la entidad financiera, este resultado se explica en un semestre marcado por el desarrollo de acciones para combatir los efectos económicos y sociosanitarios del Covid-19 y por el refuerzo de la posición financiera de la entidad para afrontar con garantías el entorno resultante de la crisis.

En concreto, el banco ha fortalecido con 162,8 millones sus provisiones para crédito con el objetivo de hacer frente al previsible deterioro económico derivado de la situación actual, situando así su coste del riesgo en el 0,68%.

Estas provisiones incluyen 57 millones de euros destinados a cubrir todo el potencial efecto del deterioro macroeconómico en la cartera de crédito previsto según los modelos de pérdida esperada del banco. Este refuerzo del coste del riesgo unido a la reducción de la morosidad (que se sitúa en el 2,7%) se ha traducido en elevados niveles de provisión (66,2%).

La entidad destaca que el resultado obtenido por el banco en el primer semestre pone de manifiesto la capacidad de generación de rentabilidad, a pesar del foco en el refuerzo de provisiones. El margen básico crece un 15%, con aportación tanto de la intermediación como de los servicios, el margen bruto lo hace en un 27,4% y el margen antes de provisiones mejora un 56,1%.

Las líneas fundamentales de generación de ingresos continúan creciendo de manera sólida: el margen de intereses creció un 11,2% interanual, mientras que los ingresos por prestación de servicios registraron un incremento del 25,9%. En este último capítulo resulta esencial el impulso de los servicios de mayor valor añadido para el cliente, con unos ingresos por recursos fuera de balance que mejoran un 31,7% interanual.

Los gastos de explotación se mantienen prácticamente estables una vez excluidos los efectos de las integraciones al tiempo que los ingresos crecen a ritmos superiores (+15% frente a +11,4% interanual) de manera que Abanca ha conseguido mejorar su eficiencia hasta situarla en el 56,2%.

El volumen de negocio creció un 12,8% gracias al aumento equilibrado del crédito y los recursos de clientes y ha quedado situado en 88.693 millones de euros. El crédito normal a clientes aumentó un 15,6% hasta los 37.944 millones de euros.

La captación de recursos se elevó un 11,6% hasta los 49.662 millones de euros y los depósitos de clientes han registrado un incremento de más de 5.000 millones en el último año (+15,3%).

El banco se sitúa a la cabeza del sector financiero español por calidad de activos gracias a un nuevo descenso interanual del 6,9% de sus saldos dudosos. La tasa de morosidad ha quedado situada en el 2,7%, en línea con la media europea y ampliamente por debajo de la española.

A cierre de junio, la ratio de capital de máxima calidad, CET1, se elevó hasta el 13%, con un exceso de 496 p.b. (1.489 millones de euros) sobre los requisitos. La ratio de capital total se situó en el 16%, con un exceso de 370 p.b. (1.110 millones de euros).

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar