Adif adjudica por casi 190 millones la asistencia al mantenimiento de las instalaciones de electrificación de la red ferroviaria convencional

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Alfonso de la Mata

Adif adjudicó por casi 190 millones de euros el contrato de asistencia al mantenimiento preventivo, correctivo y obras auxiliares de las distintas instalaciones de electrificación de la red convencional, segun informó este lunes la compañía.

El contrato tiene un plazo de ejecución de 36 meses y se distribuye en cinco lotes, cada uno de ellos correspondiente a una zona geográfica. Así, el vinculado a la región centro fue adjudicado a la unión temporal de empresas (UTE) formada por Instalaciones Inabensa y Elecnor, con un importe de 33,61 millones de euros, informa Servimedia.

El lote de la zona noroeste fue adjudicado a la UTE integrada por las firmas Comsa Instalaciones y Sistemas Industriales, Teléfonos Líneas y Centrales y Sacyr Neopul por un importe de 35,42 millones de euros y el de la zona este se otorgó a la UTE de las compañías Construcciones Instalación y Tracción, EYM Instalaciones, Coalvi y Lantania, con un importe de 19,39 millones de euros.

En tanto, el lote correspondiente a la zona noreste se adjudicó a la UTE de las empresas Instalaciones Inabensa y Elecnor por 54,84 millones de euros y el de la región norte a la UTE integrada por las firmas Sociedad Española de Montajes Industriales, Cobra Instalaciones y Servicios, Control y Montajes Industriales Cymi, Electren y Enclavamientos y Señalización Ferroviaria Enyse por un total de 46,5 millones de euros.

Adif detalló que las instalaciones de electrificación constituyen un “elemento esencial de la infraestructura ferroviaria” y que su mantenimiento lo realiza la empresa, principalmente con medios propios, pero que situaciones como la alta densidad de instalaciones en algunas zonas o la necesidad de realizar determinados trabajos puntuales hacen necesario “recurrir a la contratación de soporte y apoyo de empresas especializadas”.

En ese sentido, el contrato contempla actividades de mantenimiento preventivo, intervenciones urgentes (como la reposición de las instalaciones a su estado óptimo en el menor tiempo posible en caso de incidencia), segundas intervenciones (como trabajos de reparación definitiva), el tratamiento de defectos puntuales, la realización de actuaciones de mejora en las instalaciones de electrificación y el suministro de material para la realización de actividades de mantenimiento.

Te puede interesar