El gasto en prestaciones por desempleo alcanzó los 4.188,8 millones en junio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Alfonso de la Mata

Los gastos totales en prestaciones por desempleo ascendieron a 4.188,8 millones de euros en junio, lo que supone un 193,1% más que en el mismo mes del año anterior.

Según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este martes y recogidos por Servimedia, esta nómina es inferior a la registrada en mayo, de 5.507,7 millones, cuando se alcanzó el máximo de gasto en la crisis del Covid-19 llegando a 5.986.864 personas.

El Ministerio indicó que a partir de entonces “comienza un descenso que se prevé que continuará en los próximos meses, a medida que se incorporen a la actividad los trabajadores afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE)”.

Los beneficiarios existentes a final del mes fueron 3.981.072, con un incremento respecto al mismo mes del año anterior del 127,7%.

Las personas perceptoras de prestaciones a lo largo del mes de junio fueron 5.129.620 personas, de las que 2.840.735 recibieron una prestación por ERTE en el mes de junio.

La cobertura del sistema de protección por desempleo alcanzó el 109,2%, frente al 61,4% del mismo mes del año anterior. Esta tasa supera el 100% debido a que en el numerador de la fórmula se contabiliza a los 1.799.754 beneficiarios de prestación contributiva por ERTE, pero que no están incluidas en el denominador, al no ser parados registrados por continuar su relación laboral con su empresa y permanecer en alta.

El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, en junio fue de 1.066,2 euros, lo que supone un aumento sobre el mismo mes del año anterior de 227,2 euros (27,1%).

La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario se situó en 803,1 euros, lo que supone un descenso de 2,4 euros respecto a 2019.

El número de solicitudes de prestaciones a nivel nacional creció un 290,3% hasta las 2.263.819 prestaciones. Las altas tramitadas contabilizaron 2.609.627, un 377,8% más.

El plazo medio de reconocimiento se situó en 2,7 días, mientras que el año anterior fue de 1,1 días (151,8%).

Por otra parte, el número de beneficiarios extranjeros en junio ascendió a 513.599, un 194,1% más que el mismo mes del año anterior. El aumento es superior en los beneficiarios procedentes de países no comunitarios (204,9%) que en los del entorno comunitario (179,8%).

En relación con el total de beneficiarios de prestaciones por desempleo, los beneficiarios extranjeros representan el 12,9% y además suponen el 48,2% del total de demandantes de empleo extranjeros.

Por último, el gasto de las prestaciones de los beneficiarios extranjeros contabilizó 428,2 millones (un 231,1% más que en 2019), que en relación con el gasto total de las prestaciones por desempleo supone el 10,2%.

Te puede interesar