El Gobierno cree que a priori los rebrotes y las cuarentenas turísticas no estarían teniendo gran incidencia en el empleo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

El secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, señaló este martes que tiene la “intuición” de que los rebrotes por coronavirus y las cuarentenas a turistas no estarían teniendo gran incidencia en el empleo y que el aumento de la ocupación en julio supone una recuperación “estructural” casi en su totalidad de empleos perdidos.

Así lo afirmó Arroyo en la rueda de prensa para exponer los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social del mes de julio junto al secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey.

Ambos fueron preguntados por la incidencia que puedan estar teniendo los rebrotes de coronavirus en el mercado laboral y la cuarentena decidida por el Gobierno británico para los turistas llegados de España.

Arroyo dijo que la afiliación en el sector turístico y en las islas ha aumentado “muy rápido” en julio y que es “difícil” saber cómo se hubiera comportado el empleo sin la decisión de las cuarentenas. “Es lógico que la recuperación haya sido muy fuerte”, dado que la situación de partida “era muy mala”, según explicó.

Indicó que en julio no se ha apreciado una ralentización de la recuperación, ni siquiera en los territorios donde hay rebrotes. “Mi intuición”, dijo Arroyo, precisando que “sin haber hecho un análisis en profundidad”, es que esas circunstancias no han tenido “gran incidencia”.

El secretario de Estado de Empleo agregó que ambas situaciones “aún no tienen un reflejo exacto” en los datos y que “la intención sería que -las medidas adoptadas- pudieran sostener el mantenimiento de la actividad hotelera hasta el fin de la temporada”.

Precisó que el Ministerio de Trabajo todavía no tiene datos de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) derivados de rebrote y que es “muy probable” que los que se hayan producido se hayan registrado en las autoridades laborales autonómicas, que aún no los han trasladado al Ministerio.

Por otra parte, el secretario de Estado de Empleo se refirió al gasto en prestaciones por desempleo, que en junio fue de 4.188,8 millones de euros, por debajo del máximo alcanzado en mayo de 5.507,7 millones.

Al respecto, señaló que “con mucha seguridad”, esa cifra se reducirá en 1.000 millones en julio por el tránsito de los trabajadores al empleo y que se producirá tanto entre afectados por ERTE como entre parados.

Concretó que en junio fueron 5.129.620 las personas que recibieron una prestación por desempleo, de los que 2.840.735 las percibieron por ERTE.

En una valoración de los datos publicados, Pérez Rey destacó que los datos de paro registrado, que en julio reflejaron la mayor caída en ese mes desde 1997 y la primera desde que comenzaran los efectos de la crisis derivada del Covid-19 en marzo, “sólo se pueden valorar como positivos con todas las cautelas habidas y por haber”. Incidió en que las cifras conocidas hoy muestran “lo que está pasando ahora en tiempo real” frente a la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre y la caída del PIB del segundo trimestre conocidas la semana pasada.

Arroyo también consideró que “continúa la tendencia” de incremento de la afiliación y que el registrado en julio supone una recuperación “estructural” de empleo casi en su totalidad. Añadió que el mes pasado registró una menor salida de trabajadores en ERTE, 712.000 personas, y que la mayoría lo hicieron para reincorporarse a su puesto, salvo un 5% de los casos en los que fueron despedidos.

Te puede interesar