La Seguridad Social ganó 161.217 ocupados medios en julio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

El número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en 18.785.554 personas en julio, lo que representa un aumento de 161.217 cotizantes respecto a la media de junio (un 0,87% más). Se trata de la mayor subida en ese mes desde 2005.

Según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones publicados este martes y recogidos por Servimedia, se trata del tercer mes consecutivo en que el Sistema suma ocupados después del impacto de la pandemia de Covid-19.

El número de personas afiliadas a la Seguridad Social a día 31 de julio fue de 18.673.847, lo que supone que el Sistema registró un aumento de 189.577 desde el inicio hasta el final de mes.

En cambio, si se compara con julio de 2019, la ocupación cayó en 747.656 personas, pues la cifra total hace un año era de 19.533.211 personas.

En términos desestacionalizados y corregido el efecto calendario, en julio se registraron 165.012 afiliados más que en junio, casi un punto porcentual (0,9%) más que el mes anterior.

El mes pasado creció la afiliación mensual en todos los regímenes y el Régimen General, cuya tasa aumentó de media respecto a junio un 0,92%, registró un incremento de 141.117, afiliados hasta los 15.455.918.

El Sistema Especial Agrario marcó un descenso de cotizantes del 7,19%, con 53.931 afiliados menos, debido a la finalización de algunas campañas agrícolas. El Sistema Especial del Hogar sumó 28 personas (0,01%).

Si consideramos el Régimen General en sentido estricto -sin Agrario ni Hogar- se anotó un aumento de 195.020 afiliados (1,37%), que situó el total en 14.385.787.

En el Régimen General aumentó la ocupación en todos los sectores económicos salvo en educación, que registró una importante caída como es habitual en los meses de julio. Siete sectores sumaron incrementos de más de 10.000 personas: hostelería, con 66.924 afiliados más y un 5,8% intermensual, que lideró la suma de ocupados; actividades sanitarias y servicios sociales, con 43.133 personas más (2,66%); comercio y reparación vehículos de motor y motocicletas, 40.816 (1,73%); actividades administrativas y servicios auxiliares, 34.321 (2,8%); construcción, 22.237 (2,64%); administración pública y defensa, Seguridad Social obligatoria, 16.132 (1,47%), y la industria manufacturera, que también sumó 15.357 afiliados (0,85%).

En sentido contrario, la bajada más acusada correspondió al sector de educación, que perdió 82.789 afiliados (-9,28%), coincidiendo con el final de curso, cifra inferior a la registrada en el mismo mes de 2019.

El Régimen de Autónomos contó con 3.262.758 afiliados medios, tras un aumento de 17.506 (0,54%), y el Régimen del Mar registró 65.676 ocupados, 2.595 más que en mayo (4,11%). Finalmente, el Carbón se situó en 1.202 afiliados medios (uno más).

Comparado con hace un año, el Régimen General -sin Agrario ni Hogar- registró la mayor bajada, con 667.304 ocupados menos (-4,43%).

Las comunidades autónomas que registraron la mayor cifra de aumento de la ocupación en julio fueron Cataluña (34.191 personas), Comunidad Valenciana (23.465) y Galicia (19.026).

ERTE

Por otra parte, el Ministerio informó de que el número de personas incluidas en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) al cierre del mes de julio era de 1,18 millones, lo que supone una reducción de 712.000 respecto a los datos del pasado 30 de junio y representa una salida media diaria de casi 23.000 trabajadores.

En términos relativos, el número de personas incluidas en ERTE se redujo un 39% respecto al 30 de junio y un 67% frente al máximo, registrado el 30 de abril.

Además, de los 1,18 millones de personas en ERTE, 227.896 tenían una suspensión parcial, lo que supone algo más del 20% del total de trabajadores incluidos en expedientes temporales de empleo, el porcentaje más alto desde que empezó la pandemia.

A 31 de julio, el número de personas en ERTE por fuerza mayor ascendió a 932.609, lo que supone 624.000 menos que al cierre de junio (-40%), mientras que los trabajadores incluidos en ERTE de no fuerza mayor ascendían a 31 de julio a 185.933, con una caída de 87.000 personas (-32%).

Por comunidades autónomas, Navarra y Cantabria registraron una reducción a la mitad de los ocupados en ERTE.

De media, continúan en los expedientes temporales el 7,8% de los afiliados, aunque con una gran disparidad entre sectores. Agencias de viaje (con un 62% de trabajadores en ERTE), transporte aéreo (con un 52%) y servicios de alojamiento (con un 47%) son los que mantienen una mayor proporción de trabajadores protegidos por ERTE.

Te puede interesar