Sánchez y Caballero firman el acuerdo para que los ayuntamientos puedan afrontar la crisis del Covid-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, firmaron este martes en La Moncloa el acuerdo para que los ayuntamientos puedan disponer de sus superávits acumulados y poder enfrentar así la crisis del Covid-19.

En el acto, meramente protocolario y sin intervenciones, estuvieron presentes también la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias.

Según el Gobierno, servirá “para contribuir desde los municipios al desarrollo de la movilidad sostenible, la agenda urbana y las políticas de cuidados y apoyo a la cultura”. El acuerdo fue aprobado el día anterior por la FEMP tras una votación en la que el voto de calidad de Caballero como presidente deshizo el empate de doce votos a favor y doce en contra, más una abstención.

De este modo se establece que la vía para disponer del remanente consiste en que las corporaciones locales que lo deseen lo pondrán a disposición del Estado y éste se lo devolverá en su totalidad en concepto de crédito. En concreto, el Estado aportará 5.000 millones de euros -2.000 millones en 2020, que la FEMP estima que será lo que se gaste, y 3.000 millones en 2021- más intereses, representando “al menos” el 35% de los fondos aportados por las regiones.

Adicionalmente, se aportarán hasta 400 millones de euros para cubrir déficits de transporte en las ciudades y a ello se sumarían recursos procedentes del fondo europeo para la recuperación.

El acuerdo también incluye que en este año se deje sin efecto la regla de gasto, con lo que “las corporaciones locales no tendremos la limitación del techo de gasto”, tal y como resaltó Caballero.

Además, los ayuntamientos que se encuentren en situación económica vulnerable podrán recibir préstamos de las diputaciones provinciales que serán “transferencias finalistas no reintegrables”, según explicó el presidente de la FEMP.

“Es un sistema a la carta” y “de elección de aquello que más le conviene a cada entidad”, en palabras de Caballero, quien agregó que la que quiera continuar con el superávit podrá hacerlo.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar