Las personas sin hogar se desplazan del centro de Madrid a la periferia tras el estado de alarma

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Alfonso de la Mata

Las personas sin hogar que se encontraban tradicionalmente en el distrito Centro de la ciudad de Madrid, se están movilizando hacia distritos de alrededor como el de Arganzuela o Moncloa tras el estado de alarma. Son datos presentados este jueves en un encuentro online y que se desprenden de un recuento elaborado por las ONG Solidarios para el Desarrollo y Acción en Red.

En total, 56 voluntarios de ambas organizaciones realizaron un trabajo de campo por los distintos distritos de la ciudad madrileña del 12 al 15 de junio y del 19 al 22 de junio, con el objetivo de evaluar la situación del colectivo tras el confinamiento. La conclusión: más vulnerabilidad y más repartida.

Aunque el distrito Centro continúa acogiendo la mayor masa de personas sin hogar (un 28,6%), el porcentaje ha disminuido notablemente con respecto al recuento municipal, que lo cifraba en un 41% en 2018. En el sentido inverso, el distrito de Arganzuela pasa del 8,6% al 13,6% entre ambos informes y el de Moncloa del 4,4% en 2018 al 11% actual.

La movilidad de estas personas se explica a través de dos cuestiones principales, según las organizaciones. El primer motivo es que hubo un cierre total o parcial de los recursos del Ayuntamiento que no incluyen alojamiento. Ocurrió, además, que los comedores sociales dieron picnics o bocadillos e incluso el cierre de aseos públicos y la clausura de las fuentes de agua: “Se ha empeorado muchísimo la atención a estas personas”, asegura la coordinadora del proyecto contra la exclusión de Acción en Red, Ana Vázquez.

El segundo motivo que tuvo un peso específico es que, durante el estado de alarma, se produjeron varios desalojos de espacios públicos. El 3 de abril se expulsó a unas 80 personas del aeropuerto de Barajas. En el fin de semana del 18 de abril, se expulsó a unas 60 personas de la zona de Plaza Mayor y alrededores.

Además, como apuntan las organizaciones, hay testimonios de personas sin hogar sobre las denuncias que recibieron de las fuerzas de seguridad por estar en la calle. Si bien, asegura Ana Vázquez, Samur Social puso en marcha un salvoconducto para que estas denuncias no prosperasen. Aún así, se siguieron poniendo multas, apunta Ana, y añade que, a estas personas “se les quedan embargos de por vida”.

El responsable del Programa de Atención a Personas sin Hogar de Solidarios, Jesús Sandín, puntualiza que “las personas sin hogar se mueven por alguna razón y hay que conocerlas” e indica que es necesario poner el foco en la prevención: “La emergencia está muy bien, y eso explica dispositivos como Ifema, pero después las personas tienen que poder recuperar su itinerario de vida. Se tiene que empezar a trabajar en la reintegración”.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar