Hacienda pide a los ayuntamientos que cedan su remanente al Estado para ahorrar los intereses que pagan a los bancos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Alfonso de la Mata

Las entidades locales que participen en el fondo presupuestario de 5.000 millones acordado con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y que se aprobó la semana pasada en un Real Decreto-ley de medidas financieras se beneficiarán de un tipo de interés efectivo del 0% y podrán ahorrarse hasta 70 millones de euros anuales de intereses que hoy están pagando por tener sus remanentes en las entidades financieras. También tendrán la posibilidad de optar por un reintegro a 15 años y obtener así un tipo de interés del 0,05%.

Según un comunicado del Ministerio de Hacienda, los entes locales que disponen de remanentes de tesorería pagan intereses a las entidades financieras, que les aplican tipos negativos de hasta el -0,50% que impone el Eurosistema. Es decir, abonan hasta 70 millones de euros anuales en intereses por tener depositados sus remanentes en las entidades financieras. Sin embargo, el departamento que dirige María Jesús Montero asegura que con su fórmula las no tendrán que pagar intereses por prestar sus remanentes al Estado (que se financia a tipos negativos), ya que la Administración Central asumiría ese coste, y además se beneficiarán de un fondo presupuestario de hasta 5.000 millones.

El Consejo de Ministros del pasado martes aprobó un Real Decreto-Ley que permitirá a las entidades locales con remanentes de tesorería recibir un ingreso no financiero del Estado por importe máximo de 5.000 millones que podrán destinar a mejorar la atención a personas mayores o dependientes, incrementar la oferta de vivienda asequible en alquiler o construir escuelas infantiles. La Administración Central asume así mayor déficit para que las Entidades Locales tengan más recursos.

Se trata de un fondo presupuestario, cuya adhesión implica que las entidades locales se comprometen de manera voluntaria a constituir un préstamo a favor de la Administración General del Estado por sus remanentes de tesorería que les serán devueltos íntegramente en un plazo de 10 años o hasta 15 años si optan por unas condiciones financieras más favorables. Hacienda sostiene que así “las entidades locales reciben hasta 5.000 millones adicionales y mantienen el 100% de sus remanentes”. “Esta fórmula permite que incrementen su capacidad de gasto sin incurrir en déficit público, cumpliendo así tanto la Ley de Estabilidad Presupuestaria como la Constitución Española”, subraya.

El acuerdo con la FEMP y el Real Decreto-Ley contemplan que “el tipo de interés anual que se determine para los préstamos formalizados no podrá superar el coste equivalente de financiación de la deuda del Estado”.

Esta condición legal arroja un tipo de interés negativo para el préstamo a diez años. La resolución de la Dirección General del Tesoro y Política Financiera publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) establece que el préstamo con amortización lineal anual a diez años conllevará un tipo de interés del -0,192%, más favorable que el que las Entidades Locales deben pagar hoy por tener sus remanentes en las entidades financieras. En cualquier caso, el Ministerio de Hacienda se compromete a asumir el coste financiero de la operación de tal forma que el reintegro a 10 años conlleve un tipo de interés del 0%.

Por otra parte, tal y como contempla el punto cuarto del acuerdo con la FEMP, “las entidades locales podrán voluntariamente acogerse a un plazo mayor si la Dirección General del Tesoro y Política Financiera ofreciese condiciones más ventajosas”. En este sentido, la resolución publicada hoy en el BOE contempla que las Entidades Locales podrán acogerse a un reintegro a quince años con un tipo de interés a su favor del 0,050%.

Así, con independencia de la opción que elijan las entidades locales, la operación supone “un ahorro para ellas porque evita que sigan abonando intereses por sus remanentes”. Esta operación permitirá que obtengan un ingreso no financiero de 5.000 millones, mantengan íntegramente sus remanentes de tesorería y logren importantes ahorros financieros.

En cuanto a la distribución, el Estado transferirá a los entes locales un máximo de 2.000 millones en 2020 y 3.000 millones en 2021. El dinero se liberará en dos años para atender la petición de la FEMP de darles un plazo suficiente para ejecutar los 5.000 millones.

Para ello, tienen hasta el 15 de septiembre de 2020 para trasladar su compromiso firme, vinculante e irrenunciable de transferir sus remanentes de tesorería. Por su parte, el Gobierno se compromete a abonar los 2.000 millones del fondo presupuestario correspondiente a 2020 en el período de un mes desde que concluye el plazo para adherirse al mecanismo. Esto significa que las entidades locales contarán con los recursos antes del 15 de octubre de 2020.

El ahorro de los intereses negativos se une a otras medidas de alivio financiero municipal incluidas en el decreto aprobado el pasado 4 de agosto como, por ejemplo, la no aplicación de la regla de gasto para las entidades locales en 2020.

También se contempla la creación en los Presupuestos Generales del Estado de un Fondo presupuestario de 275 millones de euros para compensar el déficit extraordinario de los servicios de transporte de competencia municipal durante el período del Estado de alarma, así como el que se produzca hasta final de 2020 por reducción de los ingresos por tarifa y costes extraordinarios ocurridos por la Covid-19. El Fondo se podrá ampliar a 400 millones de euros siempre que se justifique y acredite la insuficiencia de la dotación inicial.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar