El Gobierno autoriza el cierre de las centrales de carbón de Lada (Asturias), Meirama (Galicia) y Puente Nuevo (Córdoba)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto demográfico ha dado su visto bueno al cierre de las centrales de carbón de Lada (Asturias), propiedad de Iberdrola; Meirama (Galicia), propiedad de Naturgy, y Puente Nuevo (Córdoba), propiedad de Viesgo, con una potencia conjunta superior a los 1.200 megavatios (MW).

Así se recoge en tres resoluciones de la Dirección General de Política Energética y Minas publicadas este jueves en el Boletín Oficial del Estado, que recoge las autorizaciones de cierre.

Con el cierre de la central de Lada, ubicada en el municipio de Langreo y con una potencia de 36650 Mw, Iberdrola podrá completar el apagón de todas sus centrales de este tipo en el mundo.

El permiso para cerrar Lada se suma al obtenido a principios de julio para que Iberdrola cierre la otra central de carbón activa en España, la ubicada en Velilla (Palencia).

A finales de 2017, Iberdrola solicitó la autorización de cierre de estas últimas centrales térmicas en el mundo, como respuesta a su decisión de sustituir instalaciones emisoras de CO2 por energías limpias de última generación y liderar así la transición energética hacia un nuevo modelo energético sostenible.

Desde 2001, Iberdrola ha clausurado 17 centrales térmicas de carbón y fueloil en el mundo, que suman más de 8.500 megavatios (MW) y la convierten en la mayor eléctrica del mundo sin producción de carbón.

Para compensar el impacto de este cierre, la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán contribuirá con el desarrollo económico de Asturias con inversiones renovables, apoyo a la industria y el empleo local y el emprendimiento

De hecho, tras la reciente adjudicación de pedidos a empresas asturianas por valor de 200 millones de euros y el inicio de la construcción de 130 MW eólicos en la región, ha puesto en marcha una Plataforma de Innovación Ciudadana para canalizar iniciativas de emprendimiento y un proyecto de valorización de residuos.

Por su parte, Naturgy está culminando los planes alternativos asociados a los cierres también de sus últimas centrales térmicas de carbón, la de Meirama, en el municipio de Cerceda y con una potencia de 563 MW, y la de Narcea, en el Principado de Asturias, en los que incluirá la construcción de cuatro parques eólicos con una potencia conjunta de 160 megavatios (MW).

En Galicia trabaja en el desarrollo de dos parques eólicos, de 70 MW en total, en el entorno de la central de Meirama.

Además, ha avanzado en el estudio de viabilidad para la construcción de un centro de gas renovable, que podría implicar la inversión de hasta 20 millones de euros adicionales y analiza, junto con las administraciones, otras posibilidades para impulsar la atracción de inversión, nuevas empresas y proyectos al entorno de la central.

Asimismo, Naturgy está impulsando proyectos asociados a la movilidad sostenible, el gas renovable y ultimando diferentes acuerdos de la Fundación Naturgy con las administraciones autonómicas para fomentar la formación e inserción laboral en el sector energético

De hecho, la compañía ha implementado un plan para la totalidad de empleados de las centrales que contempla soluciones consensuadas, bien mediante su continuidad en los trabajos de desmantelamiento o reubicación en otras unidades de la empresa, o bien mediante salidas pactadas.

En lo referido a los empleados de las empresas auxiliares, Naturgy hará lo posible por favorecer su contratación para acometer los trabajos de cierre y desmantelamiento de la planta, así como para el desarrollo del plan alternativo.

Por último, Puente Nuevo se ubica en el municipio de Espiel. La instalación se inició en 1966 con dos pequeños grupos de 37,5 MW, pero la puesta en funcionamiento del tercer grupo no tuvo lugar hasta 1981, siendo el único operativo en la actualidad, con sus 323,5 MW brutos.

Viesgo procede a su cierre pese a que realizó mejoras continuas en esta planta, con el objetivo de hacerla cada vez más sostenible. De hecho, en 2010 se acometió un proyecto ambientalización y extensión de vida útil de la central.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar